En el desarrollo de nuestra vida cotidiana, estamos acostumbrados a transferirnos bienes o dinero entre familiares o amigos y no reparamos en los impuestos que tendríamos que pagar por dichas operaciones. Estas situaciones suelen ser de poco interés para Hacienda, pero en algunos casos más vistosos, pueden llamar su atención y podrían exigir que pagáramos los impuestos correspondientes.

Ejemplos de estas donaciones podrían ser: la donación de dinero depositada en una cuenta que reciben los novios por su boda; cuando ganas un premio de lotería y deseas donar una cantidad a familiares o amigos, o el dinero que te da un familiar para comprarte un coche.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un impuesto creado por el Estado, sin embargo, se ha transferido en su totalidad a las Comunidades Autónomas y cada una lo regula de forma distinta. Por ello, una donación de una persona a otra no tributa igual en la Comunidad Autónoma de Madrid, que en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

¿Qué es una donación?

A efectos del impuesto de donaciones, la donación es un contrato por el cual una persona, denominada donante, transfiere gratuitamente a otra, llamada donatario, el dominio de uno o más bienes de su patrimonio. Esta se puede producir “inter vivos”, que sería lo que conocemos propiamente como donación de una persona a otra o “mortis causa”, que sería una sucesión (lo que conocemos como herencia). En esta nota nos centraremos en las donaciones que se realizan “inter vivos”.

¿Quién tiene que pagar el impuesto de donaciones?

El impuesto sobre donaciones grava las adquisiciones “inter vivos” de bienes y derechos que son cedidos gratuitamente a favor de una persona física. Si quien recibiese los bienes a título gratuito fuese una persona jurídica, el impuesto que debería satisfacerse es el impuesto sobre sociedades. Asimismo, la persona que tendría que declarar la referida donación y tributar por ella sería el donatario, es decir, el que recibe los bienes o dinero.

¿Cómo se determina la Ley de la Comunidad Autónoma a que está sometida la donación?

Las donaciones de bienes inmuebles tributarán en la Comunidad Autónoma en la que estos estén situados, por lo que será su Ley la que marque el importe a pagar. Las donaciones del resto de bienes, dinero y derechos tributarán según la Ley de la Comunidad Autónoma donde el donatario resida durante el mayor tiempo, en los últimos 5 años a la citada donación.

¿Cuánto tengo que pagar por recibir una donación?

En principio, lo que tiene que pagar cada español por recibir una donación sería lo que muestra la siguiente tabla:

Base de datos

La cuota íntegra resultante de la aplicación de la escala anterior habrá de ser multiplicada por la siguiente cifra, señalada en función del patrimonio preexistente y el grado de parentesco del donante.

bASE DE DATOS 2

Asimismo, se pueden aplicar ciertas reducciones adicionales, según el caso y, además, cada Comunidad Autónoma puede establecer escalas y coeficientes multiplicadores diferentes, por lo que habrá que atenerse a lo que la Legislación Autonómica correspondiente establezca.

¿Cómo tengo que pagar el impuesto de donaciones?

El plazo para autoliquidar estos impuestos es de 30 días hábiles y debe efectuarse presentando el Modelo 651 ante la oficina de la Comunidad Autónoma correspondiente. Asimismo, se debe llevar la siguiente documentación:

  • Primera copia y copia simple de la escritura de donación u original y fotocopia del documento privado de la donación.
  • Fotocopia del N.I.F. del donante y del donatario.
  • Manifestación del patrimonio preexistente de los sujetos pasivos, a la fecha del devengo del impuesto.
  • Si el bien donado es un vehículo, la fotocopia de la ficha técnica y permiso de circulación.
  • Cualquier otra documentación que los interesados estimen oportuna.
  • Modelo 651 debidamente completado.

 

CUÉNTANOS TU CASO