Ventajas de las fusiones societarias

Sara Rodríguez

Abogada Asociada

Las fusiones empresariales están al orden del día, sobre todo debido a la expansión que tienen que llevar a cabo las empresas si quieren seguir siendo competitivas en un mercado como el actual.

Existen multitud de razones por las que varias empresas se plantean fusionarse y ver a través del mismo foco, cuestión que abordaremos a continuación.

Antes de analizar los beneficios que pueden reportar estas operaciones, es preciso señalar qué es exactamente una fusión y qué variantes pueden darse:

¿Qué es una fusión? 

Siguiendo lo dispuesto en la Ley sobre Modificaciones Estructurales de Sociedades Mercantiles, una fusión es la integración de dos o más sociedades mercantiles mediante la transmisión de la totalidad de sus patrimonios a una sociedad de nueva creación o a una de las sociedades que se fusionan, obteniendo los socios de las sociedades participantes acciones, participaciones o cuotas de la sociedad resultante.

En las fusiones, alguna o todas las sociedades participantes pierden su personalidad jurídica.

¿Qué tipos de fusiones puede haber?

La respuesta a la pregunta anterior ya nos dirige hacia los tipos de fusiones societarias que se pueden dar. Así, existen las fusiones puras y las fusiones por absorción.

En el primer tipo, ambas sociedades se disuelven totalmente y la fusión da lugar a la creación de una nueva sociedad. La disolución de las sociedades que se integran en una nueva mercantil no supone su liquidación, y sus patrimonios se integran en un solo capital de esa sociedad de nueva creación.

En el segundo supuesto, la fusión por absorción, una de las sociedades absorbe a otra (o a otras), que serán las absorbidas. En esta sociedad absorbente se integratán los patrimonios de las absorbidas.

¿Cuáles son los beneficios derivados de esta operación societaria?

Son muchos los beneficios que se derivan de una fusión, dependiendo del caso concreto tendrán más peso unos u otros.

Las fusiones pueden aumentar la competitividad de las sociedades que se fusionan, pues adquieren un mayor poder de mercado, pudiendo llegar a más potenciales clientes gracias a su mayor tamaño y alcance.

Además, suelen reducirse los costes operativos, pues existen economías de escala. Así, pueden fusionarse los órganos duplicados y necesitar de menos medios para producir lo mismo. Ello redunda en un mayor poder de mercado gracias a su mayor competitividad.

Si, además, se fusionan sociedades en sentido vertical, es decir, del mismo ciclo de producción (lo que generalmente se conoce como integración vertical), la compañía resultante tendrá un mayor control del proceso productivo y un mayor conocimiento del mercado, reduciendo costes y aumentando su eficiencia.

Otro de los motivos por los que algunas sociedades acuden a esta figura es la entrada en ciertos mercados nacionales. Efectivamente, a causa de la dificultad que acarrea entrar a operar en ciertos países debido a su legislación, puede darse el caso de que alguna compañía decide fusionarse con alguna que ya operaba en ese país, expandiendo su ámbito territorial de actuación.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO


ES EN RU ZH-CN