El Tesoro vende 1.500 millones de letras en plena tormenta por el COVID-19

Poco después de que el Banco Central Europeo se viera forzado a actuar de urgencia ante el intenso repunte de las primas de riesgo y a lanzar un paquete de medidas y de compra de deuda por valor de 750.000 millones de euros, el Tesoro celebró este mes de marzo la subasta de deuda más convulsa de los últimos años, en plena tormenta financiera causada por el impacto económico incalculable del coronavirus.

El Tesoro Público ha colocado este mes de marzo en la subasta de letras a tres y nueve meses más de 1.500 millones de euros, en la que el interés de estos títulos respecto a la puja anterior ha aumentado, aunque de forma ligera y sigue siendo negativo.

El rendimiento marginal de las letras a tres meses creció cuatro centésimas en esta convocatoria respecto a la anterior, mientras que el de las letras a nueve meses aumentó del -0,446 % de la subasta del pasado mes de febrero y se situó en esta puja en el -0,395%.

En letras a nueve meses el Tesoro ha adjudicado 1.180,02 millones de euros, por lo que la tasa de cobertura – se situó en 2,33 veces.

La cantidad vendida en letras a tres meses se elevó a 335 millones, cuando el mercado había pedido 1.545 millones, con lo que la relación entre la oferta y la demanda fue de 4,61 veces.

El Tesoro había anunciado su intención de emitir entre 1.000 y 2.000 millones de euros en esta convocatoria, que ha estado condicionada por la situación de volatilidad en la bolsa y por la demanda de títulos de renta fija.

También te puede interesar: