¿En qué consiste el ‘impuesto a los ricos’?

Podemos ha anunciado esta semana que pretende impulsar un impuesto a las grandes fortunas que recaudaría hasta 11.000 millones de euros gravando con un 2% los patrimonios netos con un valor superior al millón de euros; con un 2,5% los patrimonios que superen los 10 millones; con un 3% los que rebasen los 50 millones, y con un 3,5% los que se encuentren por encima de los 100 millones.

Sin embargo, la idea de un impuesto a los ricos que recaude tal cantidad de dinero y que nos equipare, según dice Pablo Iglesias, a los países europeos no se ajusta con la realidad. La diferencia de recaudación con nuestros vecinos de Europa no se explica en ningún caso por los impuestos a la riqueza y, mucho menos, por el tipo de impuesto que aboga Podemos.

En primer lugar, ahora mismo solo hay cuatro países en Europa que tienen un impuesto sobre el patrimonio: Noruega, Suiza, España y Holanda. Eso sí, los tipos impositivos a la riqueza en esos paises son muchísimo más bajos que los que ha planteado Podemos en España. En Noruega y Suiza este impuesto es inferior al 1%, y en Holanda, llega a un máximo del 1,6%.

Por otro lado, los impuestos a la riqueza de Noruega, Suiza y Holanda no afectan solo a ‘los ricos’, sino al conjunto total de la población. Además, los impuestos a la riqueza en estos tres países existen porque reemplazan otras figuras impositivas presentes en España. En ninguno de estos tres existe un impuesto sobre sucesiones y donaciones o el impuesto federal sobre las ganancias patrimoniales. En España, Podemos no solo apuesta por establecer un impuesto a las grandes fortunas sino también incrementar la tasa impositiva sobre las ganancias patrimoniales, pasando del 23% al 27%.

No es de extrañar que el impuesto que propone ahora Podemos no exista en ninguna parte del mundo como tal. La gran mayoría de países europeos no cuentan ni siquiera con un impuesto sobre el patrimonio, y los pocos que lo han incorporado a su sistema fiscal, como hemos visto, lo hacen con tipos impositivos muy bajos que afectan al conjunto de la población y reemplazan a otras figuras impositivas.

En cuanto a los 11.000 millones que esperan recaudar, el presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Jesús Sanmartín, considera «una exageración» dicha previsión, especialmente dado que la propuesta no va acompañada de un informe. Sanmartín señala que los 11.000 millones que plantea la formación morada supondrían la mitad de lo que se recauda por impuesto de sociedades y diez veces los ingresos por impuesto de patrimonio.

Según REAF, la recaudación de un impuesto de esas características -que, subraya, vendría a ser un impuesto de patrimonio como el que ya existe- sería de «como mucho» unos 4.000 millones, «siempre que la economía se recuperase y no bajaran mucho los valores».

En cualquier caso, en LABE contamos con un equipo de expertos fiscalistas que te prestarán un asesoramiento completo y profesional además de gestionar tu patrimonio personal o tu empresa patrimonial para sacar el máximo partido y evitar sobrecostes fiscales.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO