Fiscalidad del teletrabajo en el extranjero

Igor Begonte

Asesor Fiscal y Financiero

El formato del teletrabajo, que se ha impulsado con el confinamiento decretado por el Estado a causa de la pandemia sufrida, ya está planteando dudas acerca de la fiscalidad de los ingresos percibidos por los trabajadores, cuando se trasladan a otro país.

A raíz de la posibilidad de los trabajadores de realizar su trabajo desde un lugar distinto a su oficina habitual, muchos de ellos se plantean la opción de realizar sus tareas en el extranjero.

Esto plantea cuestiones como si el trabajador tiene que tributar en el país en el que teletrabaja, en el de la empresa, o en ambos.

Para determinar en dónde debe tributar el trabajador, el concepto más importante el de residencia fiscal, el cual, a su vez está ligado con la residencia habitual. Según el artículo 9 de la LIRPF, serán residentes españoles a efectos del IRPF los que permanezcan más de 183 días al año en territorio nacional. En el lugar de residencia fiscal el empleado habrá de tributar por su renta mundial.

Otro elemento decisivo es el convenio para evitar la doble imposición, que depende de cada país y su propia legislación, cuánto tiempo pase en el mismo, si se trata o no de un país con la consideración de paraíso fiscal, etc.

En esta materia existe mucha casuística, por lo que se deben estudiar caso por caso para poder determinar en qué país deberá tributar el trabajador.

Además, también depende de la presencia física del trabajador en el país y su vinculación al mismo, pues existen una serie de presunciones que vinculan al contribuyente a su residencia habitual en España. Por ejemplo, el artículo 9 de la LIRPF dispone que:

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél”.

Así, se presumirá iuris tantum que una persona que teletrabaja desde Francia más de 184 días al año, por ejemplo, reside habitualmente en territorio español si su núcleo familiar radica en España.

Otro caso sería el de un trabajador extranjero que haya venido a trabajar a España y que debido a la ampliación del régimen del teletrabajo decida regresar a su país y realizar su trabajo desde allí. En este caso, si pasa la mayor parte del año en el extranjero podría ser tratado como no residente, cuestión que tendrá que acreditar el mismo contribuyente, como señala la Dirección General de Tributos.

No obstante, se debe estudiar cada caso concreto, pues, como mencionamos anteriormente, es un tema con mucha casuística, además de ser un tema novedoso para nuestra legislación.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO