Las claves del IVA en los productos derivados

Los productos derivados son instrumentos financieros cuyo valor deriva de la evolución de los precios de otro activo, denominado “activo subyacente”. Éste puede ser muy variado: una acción, un valor de renta fija, una divisa, materias primas, tipos de interés, etc.

La realización de operaciones con derivados sobre activos subyacentes, financieros o no financieros, puede suponer una notable complejidad en la aplicación del IVA. En particular, merecerán atención las implicaciones que puedan tener en:

  1. El derecho a la deducción
  2. El impacto en el cálculo de la prorrata
  3. La determinación del volumen de operaciones

A menudo se identifica directamente la operativa con derivados como operaciones financieras y, como tales, según el artículo 20.Uno.18 de la Ley del IVA deberían ser consideradas operaciones exentas. Pero esta aproximación es demasiado simple. Bajo la denominación de derivados existen operaciones muy diversas y, además, debemos precisar que las normas del IVA no declaran exentas todas las operaciones que cumplen una finalidad financiera, sino solo algunas de ellas.

Así, habrá que analizar operación por operación, solventando las implicaciones que existan entre operaciones con derivados y el IVA.

Por eso, si tienes dudas con este asunto, recuerda que desde el departamento fiscal de LABE, te ofrecemos un asesoramiento integral en materia fiscal, financiera y contable.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO