Los sistemas fiscales y el non-dom

Existen en el mundo países que, a través de su política de impuestos, les quitan una buena parte de su dinero a sus ciudadanos, pero esto no ocurre en todos. En alrededor de 50 países, es posible optimizar los impuestos según el caso, de tal manera que incluso puedes llegar incluso a no pagar nada.

Los sistemas fiscales del mundo

Existen sistemas fiscales muy distintos de la tributación por residencia que conocemos en España. Hay dos tipos de sistemas fiscales generales: la tributación por residencia y la tributación territorial y en algunos países estos se combinan, dando como resultado: el sistema “non-dom” (no-domiciliado) y el sistema sin impuestos directos.

El de tributación por residencia es el que la mayoría de países utiliza, donde debes abonar tus impuestos en el país de residencia por los ingresos generados en cualquier parte del mundo. A su vez, el sistema que se suele utilizar en los países menos desarrollados es el de tributación territorial, que implica que sólo pagues impuestos por los ingresos obtenidos en el país de residencia.

Por otro lado, en el sistema non-dom los ciudadanos tributan como en el sistema de tributación por residencia, pero los extranjeros sí pueden disfrutar de las ventajas de la tributación territorial. Finalmente, como se mencionó anteriormente, existen Estados que no imponen ningún impuesto directo. No obstante, estos países suelen dificultar mucho el ingreso de inmigrantes para vivir en su país.

El sistema que analizamos más profundamente a continuación, por considerarlo una opción bastante interesante para los españoles; es el que combina la tributación territorial y la tributación por residencia: el sistema non-dom.

Sobre el sistema non-dom

Éste se basa en la diferencia entre domicilio y residencia. Dom viene de “domicile” y es el país en el que resides a largo plazo y donde tienes pensado morir. Se diferencia de la residencia, en que esta última es el lugar en el que resides en algún momento concreto de tu vida.

Si tu residencia está en un país donde se aplica el sistema non-dom, pero no es tu domicilio (non-domiciled), en otras palabras eres extranjero, puedes disfrutar de una tributación territorial. Mientras tanto, los nacionales de dicho país solo pueden acogerse a la residencial.

A su vez, el sistema non-dom se diferencia del sistema de tributación territorial, aplicando algunas condiciones extraordinarias como la cláusula de transferencia, que implica que los ingresos del extranjero no están sujetos a impuestos, siempre que no se introduzcan al país. Por lo tanto todo el dinero que permanezca en las cuentas extranjeras queda exento de impuestos.

Evidentemente, si resides en un país, no puedes evitar ingresar dinero pues es necesario para vivir. Además, si no introduces dinero al país, no puedes demostrar que estás viviendo en él. Sin embargo, en términos generales, los impuestos aplicables a la cantidad ingresada resultan bastante razonables. Asimismo, sí puedes transferir y utilizar el dinero que ya tenías en el momento de mudarte, siempre que puedas demostrar que se trata de capital existente previo al cambio de residencia. Además, también existe la posibilidad de sacar efectivo de cajeros fuera del país o de abastecerse con criptomonedas como los BitCoin, de los que ya os hablamos en este artículo (poner enlace).

En Europa hay tres países que aplican un sistema non-dom clásico: Reino Unido, Irlanda y Malta. También lo aplican algunas antiguas colonias británicas como Barbados y Mauricio. Lo que sí, se debe cotizar a la Seguridad Social en casi todos los Estados non-dom, lo cual puede suponer en ocasiones una carga alta, especialmente en el Reino Unido y además, existen ciertas condiciones adicionales según cada país que pueden complicar un poco la gestión, como tener que pasar al menos medio año en el país para mantener el estatus non-dom.

Por otro lado, Chipre es un caso especial dentro de los países non-dom. Aquí, para beneficiarte de la exención de impuestos, en lo que respecta a intereses y dividendos de origen nacional o extranjero, es obligatorio constituir una empresa en Chipre.

En general, debido a que los sistemas non-dom están pensados para extranjeros, suelen facilitar los procesos de inmigración, haciendo que se vuelvan países bastante interesantes a tener en cuenta, donde se evitan impuestos sin grandes complicaciones y sin pagar por ello con tu calidad de vida. Ahora bien, también suelen ser países con un coste de vida más alto.

¿Malta, Irlanda o Reino Unido?

Malta e Irlanda son muy similares, sin embargo Malta es el único país que no exige que se declare el estatus non-dom en la declaración de la renta, sólo tienes que declarar lo que llega a Malta. Incluso, puedes transferir rendimientos del capital del extranjero sin tributar, aunque sí pueden requerir impuestos en el país de donde provienen. Asimismo, también es un país interesante para la deslocalización de una empresa, ya que tiene el menor tipo impositivo de la UE con sólo un 5% de impuestos de sociedades efectivo y, finalmente, los contribuyentes non-dom de Malta también pueden generar una sociedad en el país y los dividendos generados también estarán libres de impuestos.

Por otro lado, en Irlanda y Malta no existe ningún tipo de limitación temporal del estatus non-dom, como en el caso de Gran Bretaña, donde se han endurecido las reglas. En Gran Bretaña debes pagar, a partir del séptimo año (si viven allí 7 de los últimos 9 años), un impuesto general anual de 30.000 libras, que conforme aumente la duración de la estancia, puede ascender a 90.000 libras al año.

Por todo ello, aunque Malta es el mejor país donde obtener el estatus non-dom, Irlanda no tiene mucho que envidiarle y Gran Bretaña sigue siendo una muy buena opción, si es que generas altos ingresos o no tienes problema en mudarte después de 9 años.

En LABE Abogados estamos especializados en toda la gestión que conlleva servirse del status de los países non-dom, con lo que podemos ayudarte a encontrar el mejor lugar para ti. ¡Contáctanos!

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO