¿Cómo se reduce la brecha salarial?

Pese a los avances conseguidos, la brecha salarial de género todavía es una asignatura pendiente en muchas empresas. Y es que, lo que puede percibir un hombre puede superar hasta un 9% lo que gana una mujer que desempeña el mismo puesto. Según diferentes estudios el pasado año cerca del 46% de las empresas introdujo correcciones para paliar la brecha salarial y los ajustes se extendieron a todas las categorías laborales. Actualmente, los datos señalan que la mujer cobra de media un 12,2% menos que el hombre. Alrededor del 22% de las empresas está evolucionando en cuanto a políticas de diversidad e inclusión, pero todavía no ofrecen planes ni soluciones concretos. Desde LaBE apostamos por hacer los consejos de administración más igualitarios ya que se ha demostrado que aquellos que son más inclusivos tienen mejores resultados que el resto.

Pero ¿Por qué las mujeres ganan menos que los hombres?

Es la pregunta del millón y, de momento, no existe una respuesta clara. Si buscamos un ejemplo que seguir, hay un sector que ha tomado ventaja en la lucha contra la brecha salarial: el farmacéutico. Según una encuesta realizada por Farmaindustria seis de cada diez contratados en este sector son mujeres y el 41% de los puestos en los comités de dirección está ocupado por mujeres.

Pero reducir la brecha salarial puede resultar complicado si no se tiene en cuenta que, además del sexo, intervienen más factores. Las compañías que más están avanzando en esta materia realizan acciones como auditorías salariales centradas en el salario variable y han implementado programas de flexibilidad que mejoran las condiciones laborales de los trabajadores.

Realizar auditorías salariales centradas en el sueldo variable es una de las medidas más eficaces para reducir la brecha. Además, el establecimiento de bandas salariales y de criterios de promoción igualitarios son otras iniciativas que están aplicando las empresas para evitar o reducir la brecha salarial y que ya han demostrado su eficacia.

Pero, sobre todo, una de las estrategias que mejor funciona es la transparencia y es esta la vía por la que ha optado Reino Unido. A través de la transparencia se ha logrado aumentar la igualdad y la productividad.

En LABE asesoramos a las empresas en todo lo relacionado con el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y la Ley Orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Desarrollamos un Plan de Igualdad que contiene un conjunto de medidas que ayudan a la empresa a fomentar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres, eliminando posibilidades de discriminación que puedan darse por razón de sexo. Gracias al mismo, se consiguen limitar los riesgos penales y las sanciones por malas actuaciones de directivos y empleados entre compañeros.

También te puede interesar: