¿Cómo afecta a las empresas el nuevo Real Decreto por el que se declara el estado de alarma?

El pasado sábado 14 de marzo de 2020 entraba en vigor el Real Decreto 463/2020, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

A continuación analizaremos cómo afectará esta situación en los ámbitos fiscal, mercantil y laboral de las empresas.

Ámbito Fiscal

En el ámbito tributario, el Real Decreto publica una medida mediante la cual se puede solicitar el aplazamiento de deudas tributarias correspondientes a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el 13 de marzo hasta el 30 de mayo de 2020 con un límite de 30.000 euros y por un plazo de 6 meses. Permitiendo extraordinariamente el aplazamiento respecto de las retenciones practicadas de IRPF, cuotas de IVA y el pago fraccionado del Impuesto Sobre Sociedades. Esta medida queda limitada únicamente a pymes y autónomas, con un volumen de operaciones inferior a 6 millones de euros.

A su vez, la AEAT en su web ha publicado un anuncio en el cual “los plazos en los procedimientos tributarios van a ser ampliados mediante un cambio normativo inminente”.

Y, por último, desde el 14 de marzo se encuentran suspendidos o interrumpidos los plazos de los procedimientos de aplicación de los tributos y de revisión en vía administrativa, ya hayan sido iniciados por la propia Administración o a instancia de parte.

De igual forma, quedan suspendidos los plazos de prescripción, tanto de los derechos de la Administración tributaria, como de los contribuyentes, así como el plazo de caducidad de los procedimientos tributarios.

Ámbito mercantil

Se incluyen medidas específicas para los sectores de la industria y el turismo. Entre ellas, medidas de garantía de liquidez y flexibilidad para empresas y autónomos del sector del turismo. La línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), dotada con 400 millones y garantía del Estado, es en realidad una ampliación de la línea de financiación por la caída de Thomas Cook en favor de todas las empresas y trabajadores autónomos con domicilio fiscal en España que estén incluidos en los sectores económicos de transporte de viajeros, alojamiento y restauración básicamente.

Ámbito laboral

Las organizaciones sindicales y empresariales han alcanzado un acuerdo por el cual instan al Gobierno a dictar un real Decreto-Ley en el que se articulen medidas laborales, entre las que se incluyen una nueva regulación más sencilla de los ERTE, donde se reconozca la existencia de fuerza mayor. Además de reconocer a los trabajadores que se vean afectados no se les exija un periodo mínimo de cotización previa a la Seguridad Social y tales periodos de desempleo no compute como tal a efectos de prestaciones futuras de desempleo.

Si tu empresa se encuentra en una situación en la que pueda haber casos similares, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Desde LABE nuestro equipo de asesores y abogados te proporcionará el asesoramiento fiscal, mercantil y laboral necesario para superar este trámite tan complejo.

También te puede interesar: