¿Cuándo existe la obligación legal de presentar solicitud de concurso de acreedores?

Una de las situaciones más traumáticas que puede afrontar una empresa es hacer frente a un concurso de acreedores, que tiene lugar cuando la compañía se encuentra en estado de insolvencia y no puede cumplir con sus obligaciones de pago ante sus acreedores.

Hay que distinguir entre insolvencia actual e insolvencia inminente para poder determinar cuándo presentar la solicitud de concurso. Mientras que en el primer caso al deudor le resulta imposible atender sus obligaciones ordinarias, con los acreedores o el pago de las nóminas a sus trabajadores, en el segundo caso el deudor prevé que en un futuro próximo no podrá cumplir puntualmente con esas obligaciones.

Entonces ¿Quiénes pueden solicitar el concurso de acreedores?

Se encuentran en este grupo todas aquellas personas a las que, de modo global, la Ley Concursal denomina “legitimados”. En primer caso está el deudor que lo solicita de forma voluntaria. Para ello, deberá justificar su endeudamiento y su estado de insolvencia, pudiendo hacerlo tanto en caso de insolvencia actual como inminente. También pueden solicitarlo los socios miembro de la persona jurídica.

El concurso puede ser solicitado además por cualquiera de sus acreedores y en este caso se califica como concurso necesario y se exige que demuestren que su deudor se encuentra en estado de insolvencia.

Según establece la Ley Concursal el deudor debe solicitar el concurso de acreedores en un plazo máximo de 2 meses después de la fecha en que conoce su estado de insolvencia. En el caso de una empresa, esa tarea corresponde al administrador que deinsolvencia inminentebe identificar el momento en que la sociedad entra en insolvencia para solicitar el concurso de acreedores en el citado plazo.

Por otro lado, en lugar de solicitar el concurso, la Ley Concursal ofrece al deudor la posibilidad de, en ese plazo de 2 meses, comunicar al Juzgado competente que está negociando con sus acreedores para lograr un acuerdo de refinanciación o una propuesta de convenio con sus acreedores, con lo que obtendrá 3 meses más, a cuyo término, si no ha conseguido la refinanciación o tales adhesiones, deberá solicitar el concurso en el mes (Es decir, el deudor gracias a esta alternativa que le ofrece la propia Ley, podrá alargar hasta 6 meses la solicitud de concurso.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO