El convenio colectivo

Una de las novedades y oportunidades que ofrece la reforma laboral impulsada por el RDL 3/2012 es la regulación de las relaciones laborales mediante un convenio de empresa en lo que se ha venido a denominar flexibilización de la negociación colectiva.

¿Qué significa esto?

Significa que ahora se pueden pactar todos los aspectos referidos a las condiciones laborales de los trabajadores de su empresa adaptándolas a sus necesidades, naturaleza y realidad y no solamente esto, sino que se pueden pactar contenidos incluso por debajo del convenio sectorial, aunque no por debajo del Estatuto de los Trabajadores, lo que hace tremendamente atractiva esta posibilidad

¿Qué materias se pueden regular mediante convenio colectivo de empresa?

Tendrán prioridad de aplicación respecto al convenio sectorial estatal, autonómico o de ámbito inferior, las siguientes materias:

  • Cuantía del salario base y complementos salariales vinculándolos incluso a la situación y resultados de la empresa.
  • Abono y compensación de las horas extras.
  • Retribución específica del trabajo a turnos.
  • Horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Planificación anual de vacaciones.
  • Adaptación al ámbito de la empresa del sistema de clasificación profesional.
  • Adaptación de las modalidades de los contratos de aprendizaje y formación a las características de la empresa.
  • Medidas que favorezcan la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal.
  • Mejoras voluntarias y complementos por enfermedad.

  • Los grados de polivalencia funcional, es decir, se pueden estipular unas funciones muchos más amplias para los trabajadores y de forma permanente, sin que existan problemas
  • futuros de movilidad funcional.

¿Cuáles son las ventajas de tener un convenio propio?

La posibilidad de contar con un convenio colectivo de empresa es sin duda una de las novedades que tendrán mayor incidencia en el mundo de las relaciones laborales pues va a permitir, dentro de los márgenes del Estatuto, establecer una regulación acorde a las necesidades de cada compañía.

Tanto es así, que puede afirmarse, sin lugar a dudas, que en el futuro no habrá empresa competitiva que no aplique un convenio colectivo propio.

Las empresas tienen en sus manos definir la realidad retributiva de sus empleados y lo que es más importante, la polivalencia funcional, y el futuro premiará a los que hayan sabido negociar una norma colectiva acorde a sus necesidades y realidad y castigará a quienes no hayan sabido aprovechar esta oportunidad.

Si estás interesado en tener un convenio propio, en LABE contamos con expertos laboralistas formados en técnicas de negociación y mediación que se encargarán de todo el proceso, desde la constitución de las mesas negociadoras hasta la inscripción y validación del acuerdo, para que tu empresa goce de una diferenciación en las relaciones laborales que la haga más competitiva y moderna y asegure su permanencia en el futuro, al margen de las fluctuaciones socio-económicas.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO