¿Qué son los planes de igualdad?

La igualdad entre hombres y mujeres debería ser una realidad en cualquier país que se considere civilizado, ya que no existe argumento alguno que justifique la discriminación de un sexo en relación a otro. Sin embargo, es necesario legislar para evitar discriminaciones e incentivar a golpe de subvenciones la realización de planes de igualdad en las empresas.

En el artículo 14 de la Constitución española se recoge que «los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social», pero la desigualdad entre géneros todavía es una realidad en muchas empresas.

En los planes de igualdad, después de realizar un diagnóstico de situación, se establecen objetivos concretos delimitados en el tiempo y las medidas oportunas a adoptar en una empresa u organización, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, erradicando de esta manera cualquier discriminación por razón de sexo.

La vigencia del mismo deberá estar en función del cronograma que se establezca, siendo conveniente que su vigencia no superase los cuatro años, aunque este aspecto no está contemplado en la legislación vigente.

Están obligadas a la elaboración y aplicación de un plan de igualdad, las empresas de más de doscientos cincuenta trabajadores y aquellas de menor tamaño, si así se recoge en el convenio colectivo que les sea aplicable, siendo en el resto de casos su elaboración voluntaria

Para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres se establece que las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los representantes legales de los trabajadores y trabajadoras en la forma que se determine en la legislación laboral.

 Los planes de igualdad podrán contemplar:

  • Forma de acceso al empleo.
  • Clasificación profesional.
  • Promoción y formación.
  • Retribuciones.
  • Ordenación del tiempo de trabajo para favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar.
  • Prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo, etc.

Una vez elaborado el plan de igualdad, se debe garantizar el acceso de la representación legal de la plantilla de la empresa o, en su defecto, de los propios trabajadores y trabajadoras, a la información sobre el contenido de los planes de igualdad y la consecución de sus objetivos.

Además la ley establece que las empresas deberán promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, y arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo.

Por ello si su empresa cuenta entre 30 y 250 empleados en plantilla contacte con nosotros. Le diremos la mejor manera de ponerla en valor y potenciar su compromiso social, prestigio y consideración en materia de igualdad de géneros.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO