Sorpresa para los trabajadores en ERTE en el 2021

Igor Begonte

Asesor Financiero y Fiscal

Con la situación del coronavirus se ha hecho popular la figura del ERTE, pero las consecuencias que van a tener aún no están del todo claras y las vamos a ir viendo a lo largo del tiempo. Una de estas consecuencias la van a sufrir los trabajadores que han sufrido un ERTE –los cuales se cuentan por millones– a la hora de realizar la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente a 2020 y presentada en 2021.

Incluso trabajadores que no venían declarando el IRPF debido a que no estaban obligados por no llegar a las cantidades mínimas fijadas por la Agencia Tributaria, se verán obligados a declarar el IRPF. Esto se debe a que la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF) impone a los contribuyentes la obligación de realizar la declaración de la renta a los perceptores de rendimientos del trabajo procedentes de dos o más pagadores distintos que hayan pagado una cantidad mayor de 14.000 euros anuales entre todos y/o que lo procedente del segundo pagador y sucesivos sea mayor a 1.500 euros anuales (si fuese un único pagador, el límite anteriormente se fijaba en los 22.000 euros anuales). Cabe resaltar que esto va a afectar a la inmensa mayoría de los afectados por el ERTE, pues las prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se consideran como cantidades percibidas de otro pagador.

Y es que, además, hay que destacar dos situaciones que van agravar la situación, y es que, como en la situación de ERTE no se realizan retenciones o éstas son muy bajas –no llegando al 2%–, y las empresas a la hora de calcular las retenciones lo hacen en función de lo que van a pagar en el año (que va a ser una cantidad más baja de lo habitual por haber estado los trabajadores en ERTE), las cantidades resultantes a pagar van a ser más elevadas de lo que serían con la retención ajustada correctamente. Y esto es así porque parte del impuesto que tocaría pagar no lo hemos adelantado vía retenciones.

Por ello, los trabajadores afectados por ERTE deberían estar debidamente informados de la presente situación, teniendo en cuenta que las cuantías que se deberán pagar en 2021 en el IRPF sólo podrán verse reducidas recalculando el tipo del IRPF antes de que se acabe el presente año.

También te puede interesar: