Anticípate a los cambios del Brexit

La llegada del Brexit puede tener un efecto significativo para las empresas. Todas las dependencias que mantengan relaciones con Reino Unido deberán adaptar todos sus procedimientos internos en cuanto a la transferencia de datos personales, derechos aduaneros, importación y exportación de mercancías y licencias y autorizaciones entre otras.
La primera ministra, Theresa May, confirma que el Brexit se materializará el 29 de marzo. De esta manera, se hará efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Existen dos posibilidades, una de ellas es que se produzca el “Brexit Duro”, en el que se apuesta por una ruptura total con Bruselas. Se trataría de sacar al país no solo de la Unión Europea, sino también del mercado común europeo y de la unión aduanera. Esto podría influir de forma negativa sobre las empresas españolas ya que Reino Unido es uno de los principales mercados de exportación para España.

La otra posibilidad es que se llegue a un acuerdo, que es el plan aprobado por el Gobierno de May, conocido como el “Brexit blando”, contempla una zona de libre comercio entre Reino Unido y la Unión Europea e incluso establece que los ciudadanos del resto de países de la Unión Europea puedan continuar viajando libremente al territorio para estudiar o trabajar. Esta opción puede favorecer a la economía inglesa sin damnificar la de los demás países que mantengan relaciones comerciales con Reino Unido.

El Brexit también causará importantes efectos en el ámbito aduanero y de los Impuestos Especiales. A partir de este momento, los flujos de mercancías procedentes de Reino Unido se acogerán a formalidades aduaneras. Por lo tanto, harán controles aduaneros, la presentación de una declaración aduanera de importación y exportación, pago de aranceles, certificaciones sanitarias y de calidad.
Estas medidas se traducen en que para las mercancías que procedan de Reino Unido se tendrá que presentar una declaración sumaria de entrada, notificación de llegada, declaración de depósito temporal y declaración aduanera.

Los operadores económicos tendrán que identificarse con un número de registro e identificación, conocido como “número EORI”, que es válido en toda la Unión Europea. Este número se solicita a través de la Sede Electrónica de la AEAT.
Para las empresas que se encuentren dentro de la Península, Baleares o Canarias y realicen exportaciones o importaciones de mercancías a Reino Unido requerirá la presentación de una declaración en aduana normal.

El Brexit también afectará al IVA. Estarán exentos de IVA las exportaciones o envíos a Reino Unido, esto se justificará simplemente a través de la declaración aduanera.

En cambio, las importaciones sí estarán sujetas al pago del IVA y cuentan con un plazo establecidos para su ingreso.
Tendrán la opción del “IVA diferido” que es la opción que tienen los importadores para liquidar el IVA en su declaración mensual, siempre que se inscriban en el Registro de devolución mensual.

La entrada del Brexit también afectará a los Impuestos Especiales como es el caso de las bebidas alcohólicas, tabaco o carbón entre otros. Se aplicará la normativa aduanera de la Unión mientras no exista un acuerdo.

LABE Abogados cuenta con un departamento jurídico y fiscal donde le podrán solucionar cualquier tipo de duda. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

También te puede interesar: