¿Cómo franquiciar un negocio?

Franquiciar tu negocio no es una tarea sencilla, requiere mucha planificación y rigurosidad. Las franquicias son una manera de hacer crecer un negocio, sin embargo, muchas propuestas se quedan en el camino y otras muchas fracasan. Por ello, lo primero que debes hacer es comprobar que tu negocio cuenta con las bases necesarias y el concepto correcto para elaborar una franquicia. Cuando esto ocurre y se franquicia de forma efectiva, resulta en una gran estrategia para expandir tu negocio, sin necesidad de invertir demasiado.  

Te mostramos el paso a paso de cómo franquiciar tu negocio:

1. Comprobar que tu negocio es franquiciable:

  • Buen concepto de negocio. Un concepto diferencial y atractivo para clientes e inversionistas. Ten claro qué te hace diferente y apuesta por ello.
  • Éxito comercial. Debe desempeñarse excepcionalmente. Se debe estudiar rigurosamente el porqué de esto, pues deben ser motivos extrapolables.
  • Replicable. Debe ser un negocio que pueda replicarse de manera eficiente por el franquiciado.
  • Vocación de liderazgo y voluntad de crecer. Tienes que creer en el valor del negocio y lo que puede aportar al mercado su crecimiento.
  • Confirmar la existencia de consumidores potenciales y el mercado necesario, a través de una investigación de mercado.
  • Obtener un proyecto de franquicia elaborado por especialistas, como los abogados de LABE, donde se analiza la viabilidad del proyecto.

2. Conocer los requisitos legales.

Para crear una franquicia, se debe desarrollar un documento llamado Circular oferta de franquicia, donde se incluya información del negocio (análisis financiero, los manuales de operación y la experiencia del franquiciante). Asimismo, antes de exportar el negocio a otras localidades, debes saber los requerimientos locales, ya que varían.

3. Diseñar la estrategia de franquicia y plasmarla en un contrato.

Esta estrategia debe contemplar un acuerdo equilibrado, donde el franquiciador y el franquiciado salgan beneficiados. Debe definir los elementos que conformarán el «package» de franquicia, además del contrato mismo: Manuales Operativos del Sistema, Manual de Adecuación de Locales, Manual de Identidad Corporativa y el Dossier comercial.

4. Tener la estructura y equipo necesario para facilitar los servicios que el franquiciado requiera para replicar el negocio de manera óptima.

Las necesidades de los franquiciados varían según el tipo de negocio, por lo que hay que determinar cuáles son estas y a partir de esto, organizarse. Asimismo, los programas de capacitación y soporte son lo que permitirán crear equidad en tu control, asegurando que la marca ofrezca una experiencia uniforme en sus sucursales.

5. Seguir ampliando la red de franquicias.

Una vez confirmado que sabes cómo reproducir este negocio de manera exitosa en otros entornos y tengas una central de franquicias (aunque sea pequeña), debes proceder a integrar más franquiciados para que los resultados sean mejores y puedas optar por un crecimiento exponencial. Debido a la alta competencia, debes recurrir a elementos de comunicación y difusión, definiendo una estrategia que se ajuste al presupuesto con el que cuentes. Esto hace referencia a la exposición del negocio en: prensa, guías, portales, ferias, campañas de marketing automatizado, o de relaciones públicas, etc. Para ello, debes destinar un responsable con objetivos claros de visibilidad y alcance.

Al seguir estos pasos de manera estructurada y meticulosa, se facilitará el éxito de crear una franquicia. El riesgo siempre existe, pero normalmente es menor al que asumiste al crear tu propio negocio. Mientras más metódico seas, más posibilidades existen de proyecciones certeras que den como resultado una franquicia de éxito.

En LABE Abogados somos un despacho especializado en franquiciar negocios y podemos ayudarte en cada etapa del proceso desde la concepción de la franquicia y los planes de viabilidad, hasta la promoción de la misma.

También te puede interesar: