Crisis de almacenamiento del petróleo ante la falta de demanda

El petróleo tiene un problema de almacenamiento, provocado por la falta de demanda a raíz de la crisis por el Covid-119, lo que podría traducirse en paradas permanentes de la capacidad de producción. Las medidas de aislamiento global están conduciendo a un colapso sin precedentes en la demanda de petróleo que abrumará cualquier respuesta de oferta, incluido cualquier congelamiento o corte potencial de salida de la OPEP.

Tal colapso en la demanda será un shock sin precedentes para el sistema de refinación global con márgenes simplemente no lo suficientemente bajos, dado el nivel requerido de recortes de ejecución. Por lo tanto, la saturación del almacenamiento del producto en las refinerías se producirá durante las próximas semanas.

En ese punto, el excedente del producto se convertirá en crudo y esperamos que su velocidad sin precedentes cree restricciones logísticas de almacenamiento de crudo similares. Este es el punto en el que los precios del crudo caerán por debajo de los costos en efectivo para reflejar que los productores tienen que cerrar la producción.

La escala del colapso de la demanda requerirá que se cierre una gran cantidad de producción, con un potencial de varios millones de barriles por día. Sin embargo, este impacto en la producción no se revertirá rápidamente, ya que el cierre a menudo puede dañar permanentemente los depósitos y los pozos productores convencionales. Por lo tanto, vemos cada vez más riesgos de que el repunte de los precios sea mucho más fuerte que nuestro repunte del escenario base de regreso a 40 dólares por barril , con una normalización en la actividad cada vez más probable que vaya acompañada de un gran shock inflacionario del petróleo.

También te puede interesar: