Aprueban la nueva Estrategia Nacional contra el Crimen Organizado y la Delincuencia Grave

Gonzalo León

Abogado Asociado

En los últimos años se han dado cambios en determinados aspectos delincuenciales, tecnológicos, sociales y de la situación internacional que han forzado a revisar con una renovada visión la Estrategia Nacional establecida para luchar contra el Crimen Organizado y la Delincuencia Grave en España. Es por ello que este 21 de febrero el Consejo de Seguridad Nacional ha implementado un acuerdo por el que se aprueba la nueva Estrategia Nacional contra el Crimen Organizado y la Delincuencia Grave 2019-2023.

Esta estrategia tiene como objetivo minimizar las consecuencias negativas asociadas a las nuevas amenazas y desafíos para la Seguridad Nacional. Asimismo, pretende poner a disposición judicial a los criminales, desarticular los grupos existentes y prevenir la implantación de otros nuevos.

Para un mejor entendimiento de este asunto, cuando se habla de “delincuencia grave”, se hace referencia a un tipo de delincuencia que ataca los grandes derechos del individuo, como la vida o la libertad; la que agrede los valores que sostienen la convivencia, como la propiedad, ética y creencias; o la que arremete contra los aspectos socialmente más sensibles, como la libertad sexual o víctimas vulnerables, como los menores de edad.

Si esta delincuencia se lleva a cabo en grupo con el objetivo claro de delinquir, es llamada Delincuencia Organizada. Ésta, al ser transnacional, flexible y adaptable, puede vincularse con otras amenazas como los conflictos armados, el terrorismo, la difusión de armas de destrucción masiva, el espionaje, los ciberdelitos, entre otros. Entre éstas se activan y retroalimentan, por lo que incrementan su nivel de peligro y la vulnerabilidad de la sociedad que las rodea. Es por ello que este tipo de delincuencia es una de las principales amenazas para la seguridad, pudiendo vulnerar la estabilidad de países enteros.

No obstante, tampoco se debe dejar de lado las actividades criminales de menor escala pero realizadas con mayor frecuencia, ya que son las que afectan la percepción ciudadana en el día a día.

En general, la Estrategia Nacional contra el Crimen Organizado y la Delincuencia Grave ofrece un marco de referencia unificado y actualizado para prevenir y luchar contra estos fenómenos delincuenciales que causan un grave daño a la sociedad. Para su elaboración se han tenido en cuenta los principios que rigen la política de Seguridad Nacional, que son: unidad de acción, anticipación, eficiencia y resiliencia, y en base a éstos se sustentan las diferentes líneas de acción. Asimismo, su eje principal se basa en la promoción de acciones proactivas y anticipativas de inteligencia estratégica y operacional.

Sobre las novedades de esta estrategia, incorpora la investigación y la neutralización de la estructura económica y financiera de las organizaciones criminales; la cooperación y coordinación internacional; la elaboración y la adaptación legislativa; la formación y capacitación; y la utilización de las nuevas tecnologías contra el crimen del siglo XXI.

La estrategia ha sido elaborada por el Ministerio del Interior, a través del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) de la Secretaría de Estado de Seguridad y aprobada por el Consejo de Seguridad Nacional. También han aportado a su desarrollo expertos de los ministerios de Justicia, Hacienda y Economía y Empresa, así como de la Fiscalía General del Estado y del Departamento de Seguridad Nacional.

Finalmente, el CITCO será el responsable de hacerle seguimiento a su aplicación y elaborar informes de evaluación.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO


ES EN RU ZH-CN