El papel del gobierno chino en el coronavirus: ¿Héroe o villano?

“Una mentira puede viajar por medio mundo mientras la verdad aún se está calzando las botas”. Esta frase se la suelen atribuir a Mark Twain, y tiene especial importancia en pleno S XXI. Estamos en la era de las redes sociales que, sin quererlo, se han convertido en el principal canal de transmisión de las fake news.

Y es que, difundir noticias falsas es malo para la sociedad. Pero, peor es que esas noticias vengan desde las autoridades. Eso, además de malo es peligroso. Y es lo que ha hecho la República Popular de China, difundiendo falsas acusaciones sobre el origen y la propagación del coronavirus.

El brote de coronavirus se inició en la ciudad de Wuhan (Hubei) el pasado mes de diciembre. A los pocos días de desatarse la enfermedad, las autoridades ya sabían de la existencia del virus. China, en su lucha por convertirse en la primera potencia mundial debería haber actuado con transparencia, comunicando todo lo que sabía sobre el coronavirus (ahora COVID19) para que el mundo se pudiera coordinar ante la amenaza que se nos podía venir encima. Eso no pasó y, finalmente, hoy tenemos una pandemia que asola los cinco continentes. Lo que hizo el gobierno chino fue suprimir las noticias sobre el asunto. Luego, trabajó para proteger a su propia población mientras compartía información de manera selectiva. Y aquí es cuando hay que hacerse la siguiente pregunta: ¿Podría haber evitado China, actuando de manera más transparente, esta pandemia global que está causando miles de muertes en todo el mundo?

Eso poco importa ahora. Lo verdaderamente importante en estos momentos es luchar para superar esto. El mundo se enfrenta a una amenaza común para la salud pública y necesitamos que los países trabajen juntos para salvar vidas y proteger la economía mundial. A la gente no le interesan los esfuerzos del gobierno chino para cambiar la culpa. Quieren asegurarse de que tienen suficientes mascarillas y guantes para sus trabajadores sanitarios y suficientes camas y ventiladores para sus enfermos. Ahora es momento de sumar.

Ya cuando la crisis termina (porque se va a terminar) haremos un balance de resultados y analizaremos con perspectiva los efectos de la misma. Desde el principio hasta el final.

También te puede interesar: