Nueva ley sobre información no financiera y diversidad en España

Sara Rodríguez

Abogada asociada

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la Ley 11/2018 este 29 de diciembre, la cual actualiza el Código de Comercio respecto a la información no financiera y diversidad y entra en vigor tras esta publicación. Aquí mencionamos lo más relevantes desde el aspecto mercantil.

Quiénes deben presentar el informe

Antes, esta ley exigía que las empresas de interés público presenten el estado de información no financiera. Esta nueva ley amplía considerablemente el número de sociedades obligadas a presentarlo, más allá de este ámbito:

1. Las que tengan 500 o más trabajadores empleados
2. Que además del punto 1; sean de interés público de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, o que durante dos ejercicios consecutivos, reúnan a la fecha de cierre de cada ejercicio al menos dos de las siguientes características:

a. Total de activos superior a 20.000.000 de euros.
b. Importe neto superior a 40.000.000 euros.
c. Que tengan más de 250 trabajadores.


Se aplicarán estas modificaciones para los ejercicios económicos que se inicien a partir del 1 de enero de 2018, y para las que corresponden a dos ejercicios, se aplicarán a partir del 1 de enero de 2018 y el periodo anterior.

Sin embargo, transcurridos tres años desde la entrada en vigor de esta nueva Ley, las siguientes sociedades deben presentar el estado de información no financiera:

1. Las sociedades con más de 250 trabajadores.
2. Que además del punto 1 sean de interés público (excepto las calificadas como empresas pequeñas y medianas) o que al cierre de dos ejercicios consecutivos reúnan al menos una de las siguientes características:

a. Total de activos superior a 20.000.000 de euros.
b. Importe neto superior a 40.000.000 euros.

Ampliación del contenido

La nueva Ley exige incluir mayor información que ayude a entender mejor la evolución del negocio, sus resultados, su situación y el impacto de su actividad respecto a temas medioambientales, sociales, de personal, de derechos humanos, lucha contra la corrupción y el soborno, así como relativos a la sociedad.

El informe debe detallar:

• Modelo de negocio: entorno empresarial, organización y estructura, mercados en los que opera, objetivos y estrategias, y principales factores y tendencias que pueden afectar a su futura evolución.
• Información significativa sobre las cuestiones anteriormente mencionados:

o Medioambientales
o Sociales y relativos al personal
o Derechos humanos
o Lucha contra la corrupción y el soborno
o La sociedad

• Riesgos a corto, mediano y largo plazo identificados para cada cuestión.
• Políticas: procedimientos de due dilligence (cómo gestionan y mitigan los riesgos y/o impactos detectados).
• Los indicadores claves definidos (KPI) para evaluar y realizar el seguimiento respectivo.
• Los resultados asociados a la implementación de las políticas.

Sobre los KPI:

Los KPI deben adecuarse según cada actividad empresarial y cumplir con los criterios de comparabilidad, materialidad, relevancia y fiabilidad. Para ello, deben cumplir con las directrices de la Comisión Europea y los estándares de Global Reporting Initiative, debiendo indicar el marco nacional, europeo o internacional utilizado para cada materia.

Es importante destacar que la nueva Ley obliga a las empresas a incluir toda la información requerida, así ésta pueda perjudicarlas comercialmente (antes tenían la posibilidad de omitir dicha información).

Presentación, aprobación, verificación y publicación

La entidad puede elegir presentar el estado de información no financiera dentro del informe de gestión del negocio o por separado. Si lo hace por separado, debe señalar que ésta es parte del informe de gestión y debe incluir todos los requisitos estipulados por la ley.
Asimismo, debe ser aprobada, verificada y publicada bajo los mismos criterios que el informe de gestión.

Respecto a su aprobación, verificación y publicación:

• El informe sobre la información no financiera debe ser presentado como punto separado del orden del día para su aprobación en la junta general de accionistas.
• La información no financiera deberá ser verificada por un prestador independiente de servicios de verificación.
• A partir del cierre del ejercicio social, la empresa tendrá tres meses para exponer las cuentas anuales y el informe de gestión, que incluirá cuando proceda, el estado de información no financiera.
• Por ende, las empresas tienen tiempo para presentar este informe hasta el 31 de marzo de 2019.
• El informe el estado de información no financiera se pondrá a disposición del público de forma gratuita y de manera accesible en la página web de la sociedad hasta seis meses luego de finalizar el año financiero y durante cinco años.

Debido a la actualización de esta ley, España se convierte en un referente a nivel europeo en materia de difusión de información no financiera y diversidad, exigiendo mayor transparencia y fiabilidad en el reporte de este tipo de datos.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO


ES EN RU ZH-CN