Los tipos de franquicias en España

Las franquicias son aquellos negocios en los que una persona o empresa cede a otra el derecho de explotación de su sistema de negocio a cambio, eso sí, de una compensación económica.

Existen diferentes tipos de franquicias. Según el tipo de actividad, pueden ser:

  • Franquicia de producción: el franquiciador es quien fabrica los productos que después van a vender los franquiciados. De esta manera, una parte de la venta pertenece a los franquiciados en exclusiva.
  • Franquicia industrial: el franquiciador y el franquiciado caminan de la mano, el primero cede al segundo tanto el Know-How de una parte del proceso productivo, como el derecho a fabricar sus productos y la disposición de sus productos en su zona asignada.
  • Franquicia de servicios: el franquiciado comercializa los servicios con un modus operandi marcado por el franquiciador.
  • Franquicia de distribución: el franquiciador revende los productos que han sido fabricados por otras empresas. Se le puede comparar con una central de compras ya que la verdadera distribución la realiza a través de una red de franquiciados.
  • Franquicia mixta: Se aúnan la franquicia de servicio con la de producto.

 

Según la cantidad de franquicias que tenga el franquiciado y la relevancia que tengan en su ubicación, es decir, según la relación franquiciado-franquiciador, se distinguen:

  • Franquicia individual: es la forma más habitual en la que el franquiciador concede el derecho a explotar una sola franquicia en concreto. Esta opción no descarta que pueda adquirir más franquicias para abrir más locales dentro de una zona concreta.
  • Franquicia múltiple: es cuando una persona tiene a la vez varias franquicias de una misma marca en diferentes establecimientos.
  • Franquicia regional: se fija un número concreto de franquicias en un área determinada. Se establece un periodo de prueba y si funciona, se otorgan más franquicias.
  • Participación accionarial: se trata de un modelo en el que una de las partes del contrato de franquicia tiene participación en el accionario de la otra.
  • Franquicia maestra: El franquiciante deja al franquiciado “sub-franquiciar” a otras personas que estén interesadas en las franquicias.

Según la ubicación:

  • Franquicia shop in shop: es una franquicia que está incluida en otro negocio, es decir, se trata de un espacio del establecimiento dedicado a distintas marcas dentro del mismo. Es un conjunto de tiendas en una.
  • Franquicia córner: comparten el local con otro negocio complementario. Ambos negocios comparten gastos, y tienen la posibilidad de ampliar la oferta de servicios y productos que ofrecen.

Las franquicias, tienen una serie de ventajas:

  • Su crecimiento es rápido
  • La inversión es menor
  • Obtención y acceso a experiencia, tecnología y Know-How
  • Se reducen los riesgos comerciales y financieros
  • Zona de exclusividad
  • La gestión de la venta está más focalizada
  • Acceso a una inversión rentable y de bajo riesgo

A la hora de escoger una franquicia es recomendable saber qué negocio queremos montar, cuáles son nuestras necesidades y si estamos dispuestos a correr riesgos y emprender.

En LABE Abogados contamos con expertos en materia de franquicias. Si estás pensando en montar una, contacta con nosotros y recibirás un trato personal hecho a tu medida.

También te puede interesar:

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other