¿Pensando en crear un e-commerce? No te olvides de cumplir la Ley

Al comercio electrónico le es de aplicación la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico (LSSI), más conocida como Ley de comercio electrónico. Así que si estás pensando en montar tu propio negocio online, deberías tener en cuenta lo dispuesto en este texto legal.

Siempre que se presten servicios en Internet que constituyan una actividad lucrativa, es decir, si el responsable del sitio web obtiene unos ingresos directos o indirectos por los servicios, será de aplicación esta normativa.

En la Ley de comercio electrónico se regulan obligaciones, códigos de conducta, comunicaciones comerciales vía electrónica o la responsabilidad de los prestadores de servicios y de los operadores de redes o proveedores.

Podemos destacar varios aspectos que debes de tener en cuenta a la hora de crear tu e-commerce para cumplir la normativa legal:

  • Aviso legal.

En el aviso legal, la empresa tiene que indicar sus datos identificativos, como:

    • Nombre de a empresa.
    • Domicilio social.
    • Dirección de correo electrónico.
    • Número de Identificación Fiscal (NIF)
  • Información a los usuarios.

Se debe informar acerca del proceso de compra. Además, según la normativa, los usuarios tienen derecho a obtener una copia del contrato o, en todo caso, de la factura por los servicios prestados.

También en la página web se deberá aportar información concerniente a si la transacción llevada a cabo en la misma ha finalizado con éxito.

Además, la información obligatoria se habrá de dar en el mismo idioma en el cual se lleva a cabo el proceso de compra.

También tiene derecho el usuario a ser informado de si los productos han pasado los controles de calidad y seguridad correspondientes.

  • Protección de datos.

En lo relativo a la protección de datos de carácter personal, se exige que el usuario consienta expresamente la recogida de tal información para su posterior tratamiento. Si bien es cierto que existen otras bases legales para la recogida de datos, el consentimiento ocupa un lugar primordial en la materia.

Además, el usuario tiene ciertos derechos relacionados, así como el responsable del tratamiento numerosas obligaciones para la protección de esta información personal.

  • Envío de comunicaciones comerciales.

Para que se puedan enviar comunicaciones comerciales a los usuarios, tendrían que haber otorgado un consentimiento expreso para el mismo.

  • Aviso y Política de Cookies.

La página web tiene que contener una Política de Cookies conforme al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). El Aviso y la Política de Cookies deben comunicarle al usuario qué datos suyos son registrados al navegar por su página.

Es necesario recalcar que no es lo mismo la política de privacidad que la política de cookies. La primera se refiere a todos los procesos de datos en una web, como formularios de contactos, listas de correos, etc.

En lo que respecta a la Política de Cookies, hay que informar a los usuarios el objeto de la recolección de sus datos y dónde se almacena su información. Además, es preceptivo darle al usuario la posibilidad de eliminar sus datos (con limitaciones).

La política de cookies debería contener lo siguiente:

    • Qué tipos de cookies se utilizan.
    • El tiempo por el que se mantienen en el navegador del usuario.
    • Los datos de los que se realiza el seguimiento.
    • El objetivo del seguimiento.
    • Dónde se almacenan los datos y con quién se comparten.
    • Cómo se rechazan las cookies.
  • Términos y condiciones.

Debe contener términos de pago, reembolsos o garantías, etc.

Si estás pensando en crear un e-commerce, consúltanos y te ofrecemos un servicio de asesoramiento integral para que puedas centrarte en hacer crecer tu negocio, cumpliendo con todas los requerimientos legales.

También te puede interesar: