Reconocimiento de las Entidades Asociativas Prioritarias

Real Decreto 161/2019, de 22 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 550/2014, de 27 de junio, por el que se desarrollan los requisitos y el procedimiento para el reconocimiento de las Entidades Asociativas Prioritarias y para su inscripción y baja en el Registro Nacional de Entidades Asociativas Prioritarias, previsto en la Ley 13/2013, de 2 de agosto, de fomento de la integración de cooperativas y de otras entidades asociativas de carácter agroalimentario.

Es importante dejar claro que los términos maternidad subrogada, gestación por sustitución, gestación subrogada y, como se conoce popularmente, ‘vientre de alquiler’ hacen referencia a la misma práctica. Esta consiste en que una mujer gesta un bebé para entregarlo posteriormente a otras personas, las cuales pretenden convertirse en los padres del niño. 

Recientemente ha sido aprobado el RD que modifica los requisitos y procedimiento para el reconocimiento de las Entidades Asociativas Prioritarias.

Lo cierto es que cuando en el año 2013 se publicó la referida Ley 13/2013 fue muy bien acogida, entendiéndose la misma como una novedad en el fomento del impulso de un nuevo modelo corporativo en España, cuyo objetivo principal era la creación de asociaciones empresariales de cierto tamaño e importancia que aglutinasen a su vez a pequeñas asociaciones y cooperativas de empresas agroalimentarias de menor tamaño con el claro objetivo de posicionarse y fortalecerse en las negociaciones estatales y autonómicas en busca de mejoras sectoriales.

Los problemas comenzaron a la hora de definir la base de la ley:

¿Qué es una Entidad Asociativa Prioritaria (AEP)?

Y en ese momento, comenzó una discusión entre el Ministerio de Agricultura, las Comunidades Autónomas y las propias agrupaciones de cooperativas que pretendía ser AEP, y así surge este Real Decreto que viene a especificar los concretos requisitos para convertirse en una Entidad Asociativa Prioritaria.

En este sentido, la reforma tiene como objetivos principales:

  • Mejorar la eficacia de la figura de EAP como mecanismo para cumplir los fines de la política agroalimentaria que tiene encomendados, adecuando los requisitos de acceso a las necesidades detectadas en el sector agroalimentario para asegurar su expansión y proyección plena en el sector.
  • Mejorar la gestión de las EAP y su eficiencia en términos de mercado y competitividad.

Teniendo en cuenta lo anterior, y las principales novedades de la reforma son las siguientes:

  • Precisión de las condiciones aplicables para el reconocimiento de las en relación a la actividad integrada, tanto para las cooperativas agroalimentarias, como para las entidades civiles o mercantiles, así como de las medidas para asegurar la correcta implicación de los participantes en la EAP en el marco asociativo en que desarrolle sus actividades empresariales.
  • Concreción de los requisitos y previsiones generales para las entidades de suministros y servicios, en relación con determinados aspectos técnicos, tales como la documentación para solicitar su reconocimiento como EAP o los requisitos necesarios para dicho reconocimiento.
  • Establecimiento de nuevas condiciones para acreditar el requisito de supra-autonomía,  estableciéndose en este sentido dos alternativas para justificar “la existencia de socios y operaciones en términos económicos en distintas comunidades autónomas de forma simultánea”, requisito indispensable para poder hablar de supra-autonomía.
  • Concreción de las circunstancias excepcionales que pueden eximir de la obligación de comercialización conjunta de la totalidad del producto para el que se solicita el reconocimiento como AEP.
  • Refuerzo del sistema de seguimiento del mantenimiento de los requisitos para el reconocimiento como EAP, incluyendo la obligación de contar, por parte de la propia entidad, con un procedimiento de control del cumplimiento de las obligaciones relativo a la entrega total para su comercialización conjunta, así como al abastecimiento de productos en el caso de las entidades de suministros y servicios.
  • Aclaración de aquellas situaciones que suponen una modificación del reconocimiento.

Por tanto, nos encontramos ante un Real Decreto que no viene sino a enmendar errores y a aclarar los concretos requisitos con los que debe contar una Entidad Asociativa Prioritaria para poder ser considerada como tal.

También te puede interesar: