La tecnología y el coronavirus

El uso de nuevas herramientas tecnológicas está a la orden del día para luchar contra la expansión de la covid-19 y para ello, es necesario tener ciertas garantías que no vulneren los derechos de los ciudadanos, y más cuando los datos que se utilizan con esas herramientas son datos de salud, los cuales son de un alto grado en relación a la protección de datos.

En el caso de la lectura de temperatura corporal, se está empezando a utilizar cabinas donde hay que pasar por cámaras de medición para acceder a ciertos lugares o solo para pasear por ciertos lugares. Esta herramienta supone el tratamiento de los datos de salud de la ciudadanía sin consentimiento previo, pero siempre se tienen que respetar principio de legalidad, limitación de finalidad y exactitud.

Otra, es la geolocalización de personas mediante los móviles donde las compañías de telecomunicaciones son capaces de saber el lugar donde se encuentran sus clientes a través de los repetidores de dichas compañías. En España, el Gobierno ha solicitado a dichas compañías que les faciliten los datos de localización donde están surgiendo desplazamientos de la población y que pudieran infringir las medidas de confinamientos adoptadas en la lucha contra el coronavirus. Pero esta información facilitada por los operadores es anónima, es decir, que los datos facilitados no permiten la vinculación de los movimientos de teléfonos detectados con personas identificadas, por lo que no es necesario dar consentimiento previo.

Del mismo modo, cada ves es más frecuente el uso de aplicaciones móviles creadas por particulares con información concreta sobre contagios, cuya finalidad es que los usuarios vayan completando datos para la creación de mapas o estadísticas de contagios. Como son los propios usuarios los que dan los datos, no hay ningún filtro para contrastar la información y por lo tanto, no se puede demostrar su veracidad.

Por último, está el denominado pasaporte de inmunidad, por el cual se ha debatido su implementación y cuyo objetivo es garantizar a su portador un acceso directo a determinados lugares o servicios con garantías para no contagiar ni ser contagiado. Además, en estos “pasaportes” se incluirían datos de salud, por lo que la Agencia Española de Protección de Datos ha determinados que estos se utilicen en determinados ámbitos concretos como el sanitario e incluso en transporte.

En LABE contamos con un equipo de expertos en privacidad y protección de datos, los cuales asesoran a instituciones y empresas tanto nacionales como internacionales para adecuarse a la legislación, ya que somos conscientes del repunte de las nuevas tecnologías.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO