No siempre es necesario el consentimiento expreso para enviar comunicaciones comerciales

Con la implementación de la nueva normativa de protección de datos, vimos nuestros correos inundados: las compañías solicitaban nuestro consentimiento expreso para poder seguir enviándonos comunicaciones de carácter comercial.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) otorgó un lugar primordial al consentimiento, tratándolo como base del tratamiento de datos personales. Y, aunque bien es cierto que existen otras vías para poder recolectar y tratar los datos de las personas físicas, el consentimiento del afectado ocupa un lugar destacado.

Así, se hablaba incluso del “principio de prohibición con excepción de autorización”, en virtud del que “cualquier tratamiento de datos está prohibido salvo que el sujeto afectado haya dado su consentimiento para el mismo o que exista una norma que lo autorice”.

No obstante, no hay que olvidarse de que el RGPD convive con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI), que permite enviar este tipo de comunicados (que requieren de tratamiento de datos personales) siempre y cuando se refieran a productos similares a los contratos, con ciertos requisitos.

Así, puede ocurrir y es válido que una compañía con la cual tenemos contratado un servicio nos envíe propaganda u otro tipo de comunicación sobre sus productos y servicios aunque no hayamos prestado nuestro consentimiento. No obstante, para que el consentimiento no sea nulo, tienen que tratarse de productos similares y, además, tiene que facilitar de modo preceptivo un mecanismo de oposición a estas comunicaciones en el momento en que nos recoja los datos.

Así, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se pronunció recientemente sobre un caso en que Ryanair enviaba publicidad a los usuarios que habían comprado los billetes si no marcaban una casilla de oposición a la misma. De este modo, se invertía el modo de recogida del consentimiento por parte del afectado por el tratamiento de los datos personales.

También te puede interesar: