¿Cómo apoyará la UE a las personas y empresas que se enfrentan a esta crisis sin precedentes?

La Unión Europea prepara un plan de acción pata tratar de mitigar los efectos económicos que provocará el coronavirus y que ya padecen muchos países miembro. Los esfuerzos que están realizando los estados miembros para mantener a flote sus economías en esta enorme crisis conducen inevitablemente a una carga de deuda adicional ¿Cómo se debe llevar adelante esta carga de la deuda?

La respuesta a esa pregunta para el Comisario de Economía de la Unión Europea Paolo Gentiloni, es “con confianza en el BCE”. Y es que, de momento, tanto BCE como todos los bancos centrales del mundo han reaccionado de manera contundente y el programa extraordinario de compra por la pandemia del BCE ha influido decisivamente para estabilizar los mercados y evitar la fragmentación, especialmente en la zona euro. Según Gentiloni esta intervención es “perfectamente capaz de mantener la situación bajo control”.

En cuanto a la emisión de coronabonos, Gentiloni afirma que es algo que están pensados para enfrentar la emergencia que tenemos y que todos los países deberían compartir los compromisos, ya que no es algo que los países más fuertes o más débiles económicamente puedan permitirse ellos solos, explica y añade que decir ‘no’ a la solidaridad en este momento “pondrá en peligro todo nuestro proyecto “. Sin embargo, apuesta porque sobre la mesa de los ministros de finanzas habrá un conjunto de herramientas para construir un consenso sobre las medidas necesarias para el futuro inmediato.

En cuanto a cómo quedará Europa y el mundo en general cuando esto acabe, no se atreve a hacer un pronóstico aunque afirma que con toda seguridad habrá una mayor intervención pública a nivel nacional, “el papel del Estado será más fuerte que antes y debemos luchar por un sistema de salud más fuerte, un compromiso más fuerte sobre el estado de bienestar,” aunque advierte de que un papel más fuerte del Estado también podría significar una mayor atracción por los modelos autoritarios que vienen tanto de fuera como de dentro de la Unión y podría ser un peligro real para nuestro mundo después de la pandemia.

También te puede interesar: