Despido causado por la crisis del Covid: ¿Improcedente o nulo?

Juan Antonio Panadero

Dir. Área Laboral

Un Juzgado de Barcelona aclara a raíz de un despido causado por la actual pandemia que las causas de nulidad deben estar tasadas por Ley, por lo que serían improcedentes.

La actual crisis ha causado un panorama de incertidumbre económica e inseguridad jurídica, creando un caldo de cultivo para muchos conflictos que, en muchas ocasiones, terminan en los Juzgados.

Uno de los conflictos llegados a los Juzgados sucedió entre un trabajador y la empresa para la que trabajaba, en Barcelona. La empresa, afectada por el Covid, se había decantado hacia el despido por motivos disciplinarios del trabajador, que se encargaba del transporte de mercancías, no habiendo acreditado la supuesta infracción que llevaría al despido del trabajador. Así, ambas partes se encontraron en un pleito en el que el trabajador, demandante, solicitaba la declaración de nulidad del referido despido.

El Juez de Barcelona, por su parte, llegó a la conclusión de que el despido debía de ser declarado improcedente, no nulo, pues las causas de nulidad están tasadas por Ley, estando normalmente ligadas a la afectación de derechos fundamentales. Así, como declara el Juez, lo que se venía declarando en casos similares a este era la calificación del despido como improcedente.

La diferencia a la hora de calificar el despido tiene importantes consecuencias: ¿Cuál es la diferencia entre despido nulo e improcedente?

En el primero de los casos, tal y como señala el artículo 55.6 del Estatuto de los Trabajadores, “el despido nulo tendrá el efecto de la readmisión inmediata del trabajador, con el abono de los salarios dejados de percibir”.

En el segundo caso, como señala el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores, “cuando el despido sea declarado improcedente, el empresario, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre la readmisión del trabajador o el abono de una indemnización (…)”. Además, “en caso de que se opte por la readmisión, el trabajador tendrá derecho a los salarios de tramitación”.

Así, se derivan importantes consecuencias de la calificación del despido como improcedente o nulo. Y aún a pesar de la decisión de este Juzgado, la Sentencia deja abierta la puerta a que el Tribunal Supremo esclarezca lo que procede en estos casos, pues obviamente somos espectadores de novedosas circunstancias para la aplicación de las actuales disposiciones legales.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO