España estudia la ampliación de los ERTEs después de septiembre

Vanesa Paredes

Asesora Jurídica

Muchos países de la Unión Europea ven necesario la ampliación de los sistemas de desempleo temporal, los que conocemos en España como ERTE.

Desde la UE califican estos sistemas como necesarios para la prevención de la destrucción de empleo debido a la crisis sanitaria y económica del coronavirus. Por ello, las grandes economías europeas van a optar por su extensión debido a los probables rebrotes de la pandemia.

Según un informe de Eurostat, en Europa la economía ha bajado en un 11,7% en los meses de abril, mayo y junio, lo que ha afectado al empleo que ha disminuido un 2,6%.

Del mismo modo, la Comisión Europea calculaba, en sus previsiones para julio, un agujero en el PIB de casi un 8,3% a lo largo de este año y un repunte en 2021.  Aun así, todos estos datos se verán alterados por los continuos rebrotes de la covid-19 que están surgiendo por todos los territorios de la Unión y que obliga a endurecer las medidas de contención, lo que implica una recuperación económica más lenta.

Desde el Banco Central Europeo han manifestado su preocupación por el repunte en el desempleo a partir de otoño y sus consecuencia en la economía de la Eurozona. También, ha incidido en a las políticas laborales, ya que puede que considera que muchas de ellas no están al mismo nivel que los esfuerzos monetarios y fiscales puesto en funcionamiento.

Países como Francia, Alemania e incluso Italia ya han dado el visto bueno a la extensión de los sistemas de desempleo temporal y otros, como Dinamarca y Suecia, vuelven a la normalidad poco a poco. Mientras, en España el Gobierno aún tiene la tarea pendiente de estudiar la ampliación de los ERTE de septiembre en adelante.

Por otro lado, todos ellos y el resto de países miembro tienen dos problemas fundamentales a los que se enfrentarse, el primero consiste en hacer frente al coste y no caer en el mantenimiento virtual de empleos que ya se han destruido. Ara conseguirlo, la Comisión ha puesto en funcionamiento un sistema de apoyo temporal con el que minimizar los riesgos de desempleo en circunstancias de emergencia como la que estamos viviendo, denominado SURE, y cuyo objetivo es garantizar que los países puedan acceder a préstamos ventajosos con los que poder hacerse cargo de los gastos que ocasionan los ERTE.

El SURE ya cuenta con préstamos de un valor total de 87.300 millones de euros y ha sido solicitado por diecisiete países, entre los que se encuentra como mejor parados España con 21.300 e Italia con 27.400.

Otro problema al que debemos enfrentarnos es el riesgo de extender este sistema de manera atemporal y el impacto que causara en la creación de empleo. Por ello, desde la OCDE recomiendan que para mantener el empleo se enfoquen estos sistemas a largo plazo en los empleos que tengan más probabilidad de sobrevivir tras la crisis y que los ERTEs estén limitados en el tiempo.

En LABE contamos con un equipo de asesores especializado en Derecho Laboral, brindando a las empresas un asesoramiento integral en los procesos de Regulación de Empleo, tanto temporales como definitivos. Es un procedimiento sensible por lo que es necesario un asesoramiento legal personalizado para planificarlo y llevarlo a cabo.

También te puede interesar: