Las incertidumbres de las nuevas inspecciones telemáticas de Hacienda

Vanesa Paredes

Asesora

El Gobierno ha aprovechado un decreto ley 22/2020, del 16 de junio de 2020, por el que se regula la creación del Fondo Covid-19 y se establecen las reglas relativas a su distribución y libramiento, para dar comienzo a las inspecciones tributarias vía telemática en los procedimientos con el fisco, un sistema digital implantado debido a la pandemia. Así, Hacienda puede citar a cualquier ciudadano por videoconferencia para que aporten documentos o respondan a cualquier duda durante la inspección y cuyo fin es agilizar y facilitar todos los trámites con la Administración.

Pero, esto solo ocurrirá cuando el contribuyente de su visto bueno en lo referente al uso, fecha y hora para realizarlo. Por otro lado, su uso tiene varias incertidumbres legales, principalmente en lo referente a las garantías de privacidad para los contribuyentes y es por eso, por lo que los expertos advierten de que esta aplicación deberá cumplir todos los requisitos óptimos de seguridad.

En un principio, cabe preguntarse si la Administración puede tratar los datos de las personas a través de estos medios, porque para lo que sí que está legitimada es para el análisis de su regulación, ya que el desarrollo de la citación telemáticas está amparado en el consentimiento del contribuyente. Aunque para que eso sea válido, la Agencia Tributaria (AEAT) tiene que informar al ciudadano antes de sus derechos, de la naturaleza y alcance de la actuación, los cuales tiene que ser claros y revocables durante todo el procedimiento.

Por otro lado, algunos expertos han desaconsejado este tipo de inspecciones ya que el ciudadano no es totalmente libre para que la Administración tramite sus datos personales y esperan que la negativa ante este procedimiento del contribuyente no conlleve consecuencia ni perjuicios.

En base a los datos que debe ofrecer la persona física, en primer lugar, debería contar con DNI electrónico para su correcta identificación, lo que dejaría fuera a la gran parte de la población. Además, el sistema tiene que garantizar que la comunicación esté cifrada para que no se filtre ningún dato, y que a la hora de la conexión online el campo visual sea limitado y garantice que no hay terceros escuchando la conversación.

Por ende y en base a la ley:

“La transmisión y recepción segura de los documentos que en su caso, recojan el resultado de las actuaciones realizadas, tiene que asegurar su autoría, autenticidad e integridad”. También, debe permitir “la comunicación bidireccional y simultánea de imagen y sonido, y la interacción visual, auditiva y verbal entre los obligados tributarios y el órgano actuante”.

Desde LABE Asesores contamos con un equipo especializado en Derecho Administrativo para dar soluciones beneficiosas a nuestros clientes en el marco de la esfera pública. Además, asesoramos en aspectos como la redacción de solicitudes a la administración, procedimientos, actuaciones, interposición de recursos administrativos, defensa ante procedimientos sancionadores y procedimientos judiciales en vía administrativa.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO