El Supremo avala que la CNMC tiene competencia para multar a directivos y publicar sus nombres