Cómo abrir una empresa en Singapur

Abrir una empresa en Singapur es sencillo, además, es un país que ofrece un entorno bastante favorable y con políticas enfocadas a proteger las inversiones de las empresas. Si abres una empresa aquí, te encontrarás con las siguientes ventajas:

  • Una baja tasa impositiva a las sociedades del 17%.

  • Las plusvalías no son imponibles.

  • Si tu empresa cumple los requisitos para el plan completo de exención de impuestos de Singapur, no pagas impuestos sobre los primeros 100.000 $ de ingresos imponibles durante los tres primeros años y pagarás el 50% de la tasa de impuesto sobre sociedades en los siguientes 200.000 $ de ingresos gravables.

  • Cuenta con una red de acuerdos para evitar la doble tributación.

  • Asimismo, cuenta con numerosos acuerdos de libre comercio y de garantía de inversión.

  • Maneja una estricta aplicación de las leyes de propiedad intelectual.

  • Su gobierno tiene un gran número de iniciativas y programas para que los nuevos empresarios puedan acceder a capital o financiación.

Por otro lado, para abrir una empresa en Singapur, como extranjero, no hace falta que estés en el país; tan sólo tendrás que visitar el banco donde elijas abrir tu cuenta bancaria si así lo exige este pero la ley sólo permite que agencias profesionales locales gestionen la apertura de una sociedad en el país, por lo que estás obligado a contratar una. Con ésta puedes coordinar todo a distancia y a través de servicios de mensajería internacional, si así lo deseas. 

También te puede interesar: