Masivas refinanciaciones después de verano

Igor Begonte

Asesor Fiscal y Financiero

Los préstamos del ICO, los plazos ERTEs y otras ayudas como las moratorios hipotecarias y de alquileres, finalizarán en septiembre. Además, la probabilidad de que después de verano haya un segundo rebrote del covid-19 añade más incertidumbre a las empresas, que se verán obligadas a refinanciar su deuda en muchos casos y reconfigurar su estructura de capital teniendo en cuenta más que nunca a sus entidades bancarias.

A día de hoy, la economía ya se encuentra en funcionamiento, pero el volumen de actividad está aún muy lejos de los niveles en los que se encontraba antes de la pandemia. Por ello, las empresas buscan adaptarse a la nueva realidad que nos ha tocado vivir con el objetivo de evitar el concurso de acreedores.

En el caso de las financiaciones de grandes empresas, ha aparecido un nuevo requisito llamado “covenant”, que son cláusulas incorporadas en el contrato del prestamos cuya finalidad es establecer ciertos comportamientos que conlleven, según el análisis del acreedor, a la reducción del riesgo crediticio.

El incumplimiento de dicho pacto podría significar incluso la terminación anticipada del acuerdo de pago, obligando al deudor a reembolsar el préstamo de manera inmediata. Dichos comportamientos pactados serán más restrictivos en la medida que el riesgo financiero del acreedor sea mayor. Con ellos se garantiza que el deudor este obligado por el acreedor a operar de forma “financieramente prudente”.

El pasado viernes, el Consejo de Ministros ha decido prologar estas ayudas mediante una nueva línea de avales ICO por un valor de 40.000 millones de euros, orientamos a pymes y autónomos siendo estos los que tienen más riesgos como consecuencia de la crisis. Además, ha capacitado al ICO para que pueda entrar en empresas estratégicas habilitando un fondo de otros 10.000 millones.

Cabe destacar, que cuando se acaben estos avales se deberán llevar a cabo diversas refinanciaciones y necesidades de liquidez adicional, siendo los sectores más afectados el comercio minorista, turismo y ocio. Por otro lado, el sector inmobiliario también puede verse afectado por el aumento del paro y la caída de la confianza de los propios inversores.

En LABE contamos con un equipo de asesores y abogados especializados en Derecho Mercantil de refinaciones de deudas, cuyo objetivo es que nuestro clientes no tengan complicaciones o futuros ‘sustos’.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO