El alza de las cotizaciones: futuro del sistema de pensiones

Una de las medidas que ha cogido más relevancia en la actualidad y que próximamente será protagonista en este ámbito, impulsada por la previsión de la recuperación económica, va a ser el alza paulatina del tope máximo de la base de cotización de la Seguridad Social que prepara el Gobierno español para los próximos 30 años.

La subida de la base máxima de cotización acordada con el beneplácito de la Unión Europea, se enmarca dentro de la reforma de las pensiones y tiene como principal objetivo el aumento de recaudación para las arcas de la Seguridad Social.

En los últimos once años comprendidos entre el año 2010 y 2021, se ha ido produciendo un aumento de estas bases máximas de cotización (pese a estar congelado el tope máximo en los últimos tres años en 4.070,1 euros). La variación total ha sido de un 27,2 %, siendo la idea principal de esta medida la de que aquellos que más dinero cobren en sus nóminas más coticen a la Seguridad Social.

El Gobierno negociará la futura subida, la cual se estima que podría llegar a elevar la recaudación en 4.470 millones de euros, con los agentes sociales a partir de la primera mitad del año 2022.

No debemos olvidarnos que esta futura subida de las cotizaciones sería soportada de forma muy diferente por los distintos agentes económicos, dado que el 90 % del total de los gastos serían sufragados por las empresas, mientras que el porcentaje restante seria por parte de los trabajadores.

Otro aspecto que cobra especial importancia con esta medida es saber si la base máxima de ingresos provenientes de la Seguridad Social, es decir “la pensión”, va a acompañar a la subida de las bases máximas de cotización en este futuro aumento progresivo, dado que, en principio, lo que parece lógico es que si un trabajador cotiza mayor cantidad de dinero, debería cobrar una pensión superior.

No hay una respuesta definitiva al respecto, pero, según palabras del ministro Escrivá, el aumento de la cotización debe ir acompañado de un incremento de la contraprestación recibida por el trabajador, todo ello con el objetivo de no perforar la contributividad del sistema de pensiones. En otras palabras, se busca que, en un futuro, se reciba una pensión de acuerdo con las contribuciones realizadas al sistema.

También puedes escuchar nuestras noticias en nuestro canal de iVoox:

También te puede interesar: