Planes de igualdad para ONGs: La guía definitiva con todo lo que necesitas saber

Sara Rodríguez

Abogada Asociada

A la luz del paradigma actual, que no discute ya la necesidad y los beneficios que reporta la implantación de Planes de Igualdad a todos los niveles institucionales y empresariales, merecen especial atención las tendencias y la batería de medidas y propuestas que puedan aportar las organizaciones no gubernamentales. Este interés viene dado por su profesionalización respecto de esfuerzos contra el desequilibrio entre mujeres y porque, contrariamente a lo que pueda pensarse, estas entidades sufren también de sobrerrepresentación en sus puestos de responsabilidad, de división estereotipada de tareas o plantean desigualdades de condiciones laborales entre mujeres y hombres.

Es por esta “responsabilidad social”, dada la influencia que el Tercer Sector ejerce respecto de otros actores, como las empresas, y por razones de oportunidad en la creación de sinergias entre todos los sectores de la sociedad, que las organizaciones no gubernamentales deberían ir más allá del mero cumplimiento de la legislación y presentarse como líderes expertas en el ámbito de la elaboración y evaluación de Planes de Igualdad.

Pero no solo la creación de conciencia motiva el diseño e implementación de Planes de Igualdad por parte de las organizaciones no gubernamentales, sino que existen otras razones como son:

  • La afluencia de fondos públicos que reciben estas entidades, en múltiples ocasiones condicionados a la aplicación de medidas para la efectiva consecución de la igualdad, llaman a las ONG a enfatizar en medidas de conciliación o de revisión de complementos salariales.
  • Las demandas de la ciudadanía al Tercer Sector en su compromiso con la igualdad efectiva, en una sociedad cada vez más exigente y activa en las soluciones a los problemas sociales, requieren de Planes de Igualdad efectivos y de transparencia en su gestión y evaluación si las ONG sufren dificultades a la hora de captar socios y donantes.
  • La flexibilidad que presentan los modelos organizativos y el funcionamiento de las organizaciones no gubernamentales hacen más sencilla la implantación de Planes de Igualdad. Esto unido al hecho de la experiencia en la materia por parte estas entidades, podrían dar lugar a un diseño que se espera más adecuado al logro de la igualdad efectiva.
  • La feminización del Tercer Sector, que preocupantemente no ha privado al ámbito de desigualdades que se plasman en un liderazgo mayoritariamente masculino de los órganos de dirección, especialmente en las organizaciones de mayor tamaño, agudizan la sensibilidad hacia los Planes de Igualdad.
  • Un Plan de Igualdad profesional, tanto en su diseño, implantación como en su difusión, es una estrategia de marketing ideal para atraer a empresas que buscan socios para desarrollar sus planes de Responsabilidad Social Corporativa.
  • En un sector que ya disfruta de un compromiso elevado de sus trabajadores, un plan dedicado a la igualdad de oportunidades y condiciones hará crecer la satisfacción y la motivación de los empleados, sintiéndose en línea con los programas y proyectos que implementan en el día a día.

Como puede observarse, son múltiples los motivos y los beneficios que la implantación de un Plan de Igualdad reporta a las ONG. Los movimientos ciudadanos, las recientes modificaciones legislativas y los compromisos cada vez mayores asumidos por las empresas, plantean una oportunidad que las organizaciones no gubernamentales no deberían dejar escapar.

En LaBE Abogados contamos con la experiencia y el personal ideal para guiar a las organizaciones no gubernamentales a la hora de definir sus compromisos, realizar el diagnóstico en materia de igualdad, diseñar, difundir, implementar y evaluar el Plan de Igualdad, generando códigos de buenas prácticas que posicionarán y definirán su entidad.

También te puede interesar: