La importancia de proteger la imagen corporativa en la era de las redes sociales

Bien es sabido que la reputación empresarial es uno de los activos más importantes de los que dispone las empresas para desarrollar su negocio ya que representa el prestigio, la confianza y la aceptación pública que tiene una empresa de cara a sus clientes, directivos, accionistas, proveedores o distribuidores.

En el ámbito digital, la imagen corporativa no solamente se conforma por la imagen que se proyecta internamente desde la empresa, sino por la ingente cantidad de informaciones y publicaciones que circulan en las redes sociales acerca de la empresa y su actividad.

Esta alta exposición hace, precisamente, que la imagen de marca sea especialmente frágil y vulnerable y cualquier mínima injerencia puede tener consecuencias devastadoras e inmediatas para la reputación empresarial. A modo de ejemplo, piénsese en el devastador impacto que puede tener para una empresa que se informe malintencionadamente sobre la simple sospecha de comisión de un delito.

Esta alta exposición de la imagen de marca a las redes sociales hace que la reputación de una empresa se encuentre constantemente amenazada ante ataques de terceros mediante la emisión de informaciones falsas que dañan la marca y los servicios. Por ello, resulta fundamental que las empresas estén preparadas para dar una respuesta ágil y eficaz para minimizar los daños que puede generar a la empresa las informaciones falsas o denigratorias.

En este sentido, la Ley ofrece distintas soluciones jurídicas para defender la reputación empresarial, en atención a la gravedad del ataque, la naturaleza del sujeto que emita la ofensa y la finalidad que se persiga por el cliente.

  1. La Ley de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen que establece la protección de la reputación de cualquier persona jurídica frente a todo género de intromisiones ilegítimas y que permite la reclamación por los daños y perjuicios ocasionados.
  1. El Código Penal que califica como un delito de Injurias los ataques más graves a la reputación empresarial y como un delito de Calumnias la falsa imputación de la comisión de un delito.
  1. La Ley reguladora del Derecho de Rectificación, que permite el derecho a publicar una “contraversión” a la información publicada en un medio.
  1. La Ley de Competencia Desleal que protege a las empresas ante manifestaciones denigratorias vertidas por sus competidores con el fin de menoscabar su crédito en el mercado, mediante el restablecimiento de la reputación empresarial y la indemnización por daños y perjuicios.

En LaBE Abogados somos expertos en la defensa jurídica de la imagen de marca de nuestros clientes, por lo que te daremos el trato personalizado que requiere tu caso para así ofrecerte las soluciones que necesita tu negocio.

Ponte en contacto con nosotros y descubre cómo. 

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO