Seleccionar página

Todas las claves de la figura del autónomo societario

Qué significa ser un autónomo societario

Antes de darse de alta como un autónomo societario, es necesario conocer cuáles son los requisitos para saber qué significa ser un autónomo societario. Los socios de una sociedad mercantil tendrán que darse de alta como autónomos societarios cuando cumplan algunas de las siguientes circunstancias:

  1. Tener como mínimo un 25% de las participaciones de la sociedad y realizar labores de dirección o gerencia dentro de dicha sociedad.
  2.  Tener como mínimo el 33% del capital de la empresa y trabajar en ella.
  3.  Convivir con uno de los socios que tengan al menos un 50 % del capital, pero no contar con participaciones en la sociedad.

El alta del autónomo societario

¿Se puede dar de alta a un autónomo societario?

El autónomo societario tiene que darse de alta al igual que cualquier autónomo en la Seguridad Social siguiendo unos pasos parecidos. Para ello debe seguirse el modelo TA.0521/5, el cual es un modelo propio pensado para altas, bajas y vacaciones para “socios, familiares de socios o miembros de órganos de administración de sociedades mercantiles capitalistas”.

En dicho modelo, como ya se ha visto anteriormente, será necesario indicar la base de cotización, más alta en los autónomos societarios que en los autónomos corrientes.

Hay que tener en cuenta que hay quienes están obligados a configurarse desde el primer momento como autónomo societario.

El control efectivo de la sociedad, así como las funciones dentro de esta son los aspectos claves que se deben tener en cuenta.

En caso de que no se realicen funciones para la sociedad, no existe la obligación de cotizar como autónomo societario.

Incluso los socios con control efectivo que deben darse de alta como autónomos societarios.

El socio con control efectivo que a su vez sea administrador de la empresa, siempre que ejerza dicho cargo de forma activa y que realice las tareas de dirección y gerencia.

En caso de que el socio con control efectivo sea el administrador de la sociedad, pero ejerza únicamente actuaciones pasivas, solo cotizará como autónomo societario si también trabaja en la sociedad y percibe remuneración por ello.

Si el socio con control efectivo no es administrador, solo deberá cotizar en el RETA si también desarrolla actividades para la empresa o recibe remuneración por llevarlas a cabo.

En caso de que el socio con control efectivo no sea administrador ni trabaje en la empresa, no deberá cotizar a la Seguridad Social.

¿Cómo deben cotizar los autónomos societarios en 2022?

Base cotización mínima autónomo societario 2022

>Por la nueva ley de Presupuestos Generales del Estado 2022. Este año, la base mínima de cotización de los autónomos societarios será de 1.234,86%, con una cuota mínima de autónomos de 377,87/mes.

Tarifa Plana del autónomo societario

Hasta hace unos pocos años, el autónomo societario no podía beneficiarse de las bonificaciones a la cuota a las que tienen derecho los autónomos. La Tarifa Plana de 60 euros, que es una medida que consiste en impulsar el autoempleo a través del pago de una cuota mensual reducida a la Seguridad Social en calidad de autónomo durante dos o tres años, era uno de los beneficios de los que estaba excluido el autónomo societario.

Sin embargo, a raíz de las diferentes sentencias a favor del acceso del autónomo societario a este beneficio, a partir del fallo del Tribunal Supremo, la Tesorería General de la Seguridad Social ha anunciado en septiembre de 2020 un cambio de criterio. De esta manera, el autónomo societario sí tendrá derecho a solicitar la tarifa plana.

>En cuanto a la base mínima de cotización del autónomo societario o autónomo con más de 10 trabajadores a cargo, se ha visto incrementada en 2022.

De esta manera, desde el 1 de enero de 2022 el autónomo societario que cotice por la base mínima hará frente a 1.234,86 euros, lo que supone una cuota mensual de 377,87 euros. Es decir, 6,36 euros más que en 2021.

Sin embargo, la ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada en el mes de octubre de 2018, establece que la cotización del autónomo societario se desvincule del Régimen General.

Cuota autónomo societario

Desde la Tesorería General de Seguridad Social informan que no son los 60 euros iniciales durante un año, tal y como ocurre con el autónomo, sino que se aplicará un 80% sobre la base mínima de cotización establecida en 1.214,10 euros en 2020. Tras el primer año de actividad se aplicarán las bonificaciones por tramos establecidas, es decir, 50% durante los siguientes 6 meses y 30% en los últimos 6 meses del segundo año.

Dejando aparte la tarifa plana, ¿cuál es la cuota del autónomo societario? Dado que la base mínima de cotización se sitúa en 1.214,10 euros, la cuota resultante es de 364,22 euros, lo que supone más de 78 euros de diferencia respecto a la cuota mínima del autónomo. La base máxima está fijada en 4.070,10 euros.

¿De qué forma cobra un autónomo societario?

La nómina del autónomo societario

Surgen muchas dudas sobre la nómina del autónomo societario, pero la verdad es que, sin ir más lejos, desde 2015, todos ellos están obligados a cotizar y tributar al igual que cualquier autónomo. Aunque esto último dependerá de si por los servicios que desarrolla para la compañía, el autónomo societario debe ser sujeto pasivo del IVA ya que tendrá la obligación de emitir una factura.

Ejemplo de nómina

La nómina de un autónomo socio es igual que la que se podría tomar de ejemplo de la hoja de salarios de cualquier empleado. Por lo tanto, esta nómina contará con 3 partes diferenciadas correspondientes al cuerpo, devengo y deducciones.

Sin embargo, los autónomos societarios no tienen que cotizar por esos conceptos porque pagan su cuota de autónomo mensual.

 

El autónomo societario y el IRPF con IVA o sin IVA

El IRFP, que se aplica sobre la base imponible de una operación, se considera un tipo de impuesto progresivo y mediante este se grava la rena de todas las personas, incluidos los autónomos.
La manera más común que suele utilizar la mayoría de los autónomos es retener el IRPF en las facturas. De tal forma que, se adelantarán los pagos correspondientes a Hacienda, los cuales serán tenidos en cuenta cuando se realice la Declaración de la Renta a final de año.
Asimismo, al realizar el anterior movimiento, se estará exento de presentar el modelo 130 en caso de que el autónomo haya retenido más del 70% en IRPF de su facturación.
De lo contrario, si no se ha retenido el 70% como mínimo de la facturación, se tendría que presentar el modelo 130 sujeto a una serie de cambios, de los cuales se recomienda contar con la ayuda de un asesor fiscal.

 

La jubilación activa del autónomo societario ¿Es posible?

Según la última sentencia 846/2021 del 23 de julio del Tribunal Supremo, todo autónomo societario que se encuadre dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) que compatibilice el trabajo y la pensión de jubilación, no puede ser beneficiario de una jubilación activa de un porcentaje del 100%.
Es decir, la jubilación activa, regulada por el art. 214.2ª TRLGSS permite que el autónomo siga en activo al mismo tiempo que cobra la pensión de jubilación e un porcentaje del 50% siempre y cuando se cumplan todos los requisitos exigidos.
Sin embargo, existe una excepción regulada por el TRLGSS en la que se pone por excepción el privilegio destinados a todos aquellos que realicen una actividad por cuenta propia y que puedan trabajar y compatibilizar la actividad autónoma percibiendo un 100% del porcentaje de pensión de la jubilación.

Cobro de la pensión del autónomo societario

Desde el Tribunal Supremo se establece que solo el autónomo cumple con lo establecido en el precepto de acreditar solo tener contratado a un trabajador. Con lo cual esto implica que solo pueden ser beneficiarios de la jubilación activa plena los autónomos societarios.

Cálculo de pensión autónomo societario

Para conocer el cálculo de la pensión del autónomo societario intervienen diversos factores que se deben de tener en cuenta a la hora de comenzar este proceso. Actualmente, según las últimas sentencias del Tribunal Supremo no es posible que los autónomos societarios cobren el 100% de la jubilación activa. Sin embargo, en la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº3 de Oviedo se ha conseguido que este hándicap para muchos autónomos societarios se convirtiese en una esperanza por el fallo favorable del cobro del 100% de la pensión de la jubilación activa en este caso.

Es por ello, que en cada caso se deben de estudiar muy a fondo los recursos y condiciones de cada caso para poder conseguir un cambio a favor de los autónomos societarios como este. De lo contrario, todos aquellos que no ostenten estas condiciones quedarían fuera de este beneficio. De ahí, la importancia de contar siempre con un buen abogado o asesor como los de LABE Abogados,  que nos guíen durante todo el proceso antes de malgastar todos los recursos que facilita la justicia como en este caso, el Tribunal Supremo.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

PASEO DE LA CASTELLANA 30, MADRID

CONTACTA

Tfno: +34 91 314 90 16

Fax: +34 91 279 79 13

Email: info@labeabogados.com

NUESTRO HORARIO

Lunes a jueves

De 9:00 a 19:00

Viernes

De 8:00 a 15:00

Copyright © 2022 LABE Abogados y Consultores. Todos los derechos reservados  │ AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES