Lo que tienes que tener en cuenta a la hora de crear tu start-up

Leyre Millán

Consultora Jurídica Asociada

Cuando creamos una Start-up o, en definitiva, cuando emprendemos, tenemos que tener en cuenta múltiples factores y tomar decisiones acerca de nuestro futuro negocio. Estas decisiones tendrán consecuencias importantes en su funcionamiento, en nuestra posibilidad de crecimiento, en la manera en la que nos relacionamos con los stakeholders, etc.

Parte de las decisiones que tendremos entre manos serán cuestiones legales y tendrán un fuerte impacto en nuestro negocio, por lo que habrán de ser cuidadosamente tomadas. Algunas de estas decisiones serán relativas a:

  • La forma jurídica de la Start-up.

La elección de la forma jurídica condicionará el modo de organización, así como las relaciones internas y externas.

Lo más común es que elijan una Sociedad Limitada (SL), pero existen otras fórmulas en función del tipo de Start-up.

Existen determinados trámites a cumplir como:

    • Solicitar un certificado de denominación.
    • Otorgar escritura pública de constitución.
    • Obtener el CIF provisional.
    • Inscripción de la escritura en el Registro Mercantil.
  • La entrada de inversores.

Los socios tendrán que estar debidamente informados de las consecuencias que tendrá la entrada de un nuevo inversor.

  • El pacto de socios.

El pacto de socios o pacto parasocial es un contrato en el que se regulan las relaciones entre los socios y entre los socios y la sociedad fuera del contenido de los Estatutos.

  • Los intangibles.

Son activos que carecen de entidad física, como un software. Entre ellos se encuentran:

    • la marca,
    • el nombre de dominio,
    • las invenciones o creaciones de aplicación industrial,
    • las creaciones de carácter literario, artístico o científico,
    • la protección del software…
  • Los acuerdos de confidencialidad.

Se trata de un contrato por el que una parte o varias se comprometen a no divulgar a terceros información confidencial. Con ello se busca proteger información sensible concerniente a la start-up.

  • Protección de Datos.

No hay que olvidar, asimismo, que la página web corporativa tiene que cumplir determinadas exigencias legales, como Política de Privacidad, Aviso legal, cookies, etc.

  • Exigencias Contables y fiscales.

Un paso previo importante es tener en cuenta el software adecuado al tipo de negocio para la llevanza de la contabilidad, que servirá posteriormente para cumplir con las obligaciones legales.

  • Exigencias Laborales.

Es importante tener una buena organización de los medios humanos y cumplir con las obligaciones legales.

  • Contratos con clientes y con proveedores.

Las relaciones con clientes y proveedores acarrean obligaciones legales, a veces provistas de contratos, que los emprendedores deberán tener en cuenta.

También te puede interesar: