Requisitos para proteger la propiedad industrial e intelectual de una start-up

Daniel Burón

Dir. Jurídico

Las nuevas empresas creadas por emprendedores denominadas start-ups antes de arrancar a dar servicios primero tienen que valorar cual va a ser el funcionamiento de su marca, la denominación social, los secretos empresariales, diseños industriales y patentes, además de los dominios en internet y la protección de datos.

En primer lugar, la marca es uno de los activos con más importancia, ya que, a través de la Ley de Marcas, se concede en el registro a su titular el derecho de uso exclusivo y la prohibición a terceros de su utilización durante un periodo de 10 años y se puede renovar indefinidamente realizando un pago de las tasas correspondiente.

Por ello, es importante registrar la marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la cual reflejará los valores de la empresa y será su diferenciador en el mercado. Además, la nueva legislación permite también incluir sonidos, movimientos, patrones y colores.

En relación, el nombre es la denominación social y debe registrarse en el Registro Mercantil, pero antes de nombrar a la empresa es necesario consultar en la OEPM si ese nombre consta registrado como marca, ya que si es así el titular de la marca podrá emprender acciones legales y se podría declarar nula por la Justicia la denominación social.

Los mencionados secretos empresariales, se refieren a los activos intangibles más valiosos de las start ups, ya que en ellos es donde se basa su negocio en la mayoría de los casos. Por ello, es por lo que el titular de esta información debe protegerlo con medidas de seguridad.

Además, esta figura, el secreto empresarial, no es una figura que se pueda registrar formalmente, y es por eso por lo que la propia organización tiene que establecer una política de seguridad en el tratamiento de esta información, definir el procedimiento para identificarlas, así como su confidencialidad.

Por otro lado, si la empresa basa su negocio en procesos o productos, tiene que basar su protección en patentes y modelos de utilidad. Mediante esta protección, se concede derecho exclusivo sobre la invención y tiene una duración de 20 años, siempre y cuando el titular abone durante ese tiempo las tasas correspondientes a su mantenimiento o también puede venderla, por lo que el titular da todos los derechos de propiedad y explotación a cambio del pago de una cantidad fija.

Cabe destacar, que la gran mayoría de estos negocios desarrollan su actividad en Internet, lo que hace que la parte jurídica y contractual de estas tenga un peso mayor del que tiene un negocio tradicional fuera de internet. Por ello, es importante que las start-ups tengan relaciones contractuales con todos los agentes dentro del modelo de negocio.

A su vez, es necesario que las compañías presentes en internet tengan en cuenta la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, donde se exige el cumplimiento de diversas premisas, como puede ser la inclusión de información ligada al aviso legal o tener unas condiciones generales de contratación.

Del mismo modo, es tan importante proteger la marca como el nombre del dominio, puesto que este es el que nos abre las puertas a los clientes en nuestros portales, pero no solo la extensión ‘.es’, ya que habrá que tener en cuenta otras extensiones de dominio por si internacionalizamos la compañía.

En último lugar, cabe destacar la protección de datos, donde se tiene que tener claro cómo usar los datos y el tratamiento de los mismos. Desde el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) también, se exige que el tratamiento de estos puede conllevar la necesidad de tener un Delegado de Protección de Datos o simplemente tener una evaluación de impacto, pero esto depende de la naturaleza de los datos más que del volumen de estos.

En LABE te ayudamos a elaborar un proyecto de viabilidad en el que se incluye las estrategias de acción y todo el desarrollo. Además de, un análisis exhaustivo de mercado para dar con las mejores soluciones y así poder proteger tu start-up de aspectos problemáticos tanto internos como externos.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO