Impuestos

Asesores fiscales expertos en impuestos

Fiscalistas de impuestos

Hacer frente al pago de impuestos es uno de los aspectos fundamentales que tiene que abordar un empresario en su empresa. Gracias a nuestros expertos fiscales ofrecemos un asesoramiento completo en impuestos, ya sean impuestos directos e indirectos o impuestos tasas y contribuciones.

La agencia tributaria exige el pago de impuestos, por lo que es necesario contar con un asesor fiscal que haga frente a todas estas operaciones fiscales. En LABE Abogados contamos con los mejores asesores fiscales que te asesorarán en todo lo que necesites sobre declaración de impuestos y el hacer frente a la Agencia Tributaria con el pago de impuestos. No olvides ponerte en contacto con nosotros visitando nuestra sede en Paseo de la Castellana 30 de Madrid o llamando al 913 14 90 16. Nosotros nos encargamos de todo lo que necesites sobre impuestos.

Los impuestos que tienen que pagar las empresas son numerosos. Entre todos ellos destacan especialmente el IVA, el IRPF, el IAE y el Impuesto de Sociedades.

Los autónomos tienen la obligación de darse de alta en la Agencia Tributaria y tienen que presentar, también, las declaraciones trimestrales y anuales. Además de estas declaraciones, también tienen que proceder con las liquidaciones de IVA y los resúmenes del IRPF.

Despacho de asesores fiscales en Madrid

En LABE Abogados contamos con un departamento fiscal muy profesional y multidisciplinar especializado, entre otras cosas, en impuestos. Conocer la tributación de cada tipo de impuesto en una empresa, ya sea el IRPF, IAE o IVA, es fundamental para garantizar la viabilidad de toda entidad y tener solventadas sus obligaciones fiscales.

En LABE nos involucramos completamente en cada caso para que cada empresario conozca como pagar todos los impuestos exigidos. Más de 25 años de experiencia nos respaldan para ofrecer al cliente los mejores servicios en impuestos. Ponte en contacto con nosotros y trabajaremos por ti.

Impuestos AEAT

La Agencia Tributaria tiene entre sus principales funciones, el IRPF, IVA o Impuesto de Sociedades, entre otros.

 Además de los impuestos de AEAT hay que conocer las obligaciones fiscales y facturación de la AEAT. Debido a que cualquier actividad económica en España está sujeta a impuestos, empresas y autónomos están obligados a registrarse en la Agencia Tributaria. De esta manera la AEAT es encarga de dar información sobre los impuestos a todos los agentes económicos que lo necesiten. Por ejemplo, esta determina lo que tiene que contener una factura, además de aportar una información sobre el IVA y el IRPF.

IVA

El IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto que se encarga de gravar todos los bienes y servicios con un porcentaje determinado. Se trata de un impuesto indirecto ya que son las empresas las encargadas de pagarlo pero afecta a todos los consumidores por igual. Es importante que cualquier empresario conozca cómo funciona el IVA, ya que toda empresa tiene que pagar un porcentaje determinado cuando las adquiera. De esta manera, hay que distinguir entre los tipos de IVA en las empresas:

  • IVA soportado, el que paga la empresa al comprar productos o servicios
  • IVA repercutido, el que una empresa cobra al vender un producto o servicio determinado

IVA digital

La Administración es consciente de la importancia que está adquiriendo lo digital y el comercio electrónico en la actualidad. De esta manera, las empresas involucradas tienen que conocer el IVA digital o todo lo que esté relacionado con este mundo. Este tipo de gravamen afectará principalmente a empresarios vendedores online, marketplaces digitales o empresas de mensajería y transporte, entre otros.

Con este tipo de IVA las operaciones que se acogen a este tipo de IVA son, especialmente, las siguientes:

  • Ventas a distancia de bienes en la UE
  • Venta a distancia de aquellos bienes que se importen desde terceros países
  • Ventas locales realizadas por plataformas digitales, como son los marketplaces
  • Prestaciones de todo tipo de servicios B2C

Para que un empresario conozca de manera correcta la manera de operar este IVA digital es conveniente que consulte con asesores expertos en fiscalidad del IVA y de productos digitales. En LABE Abogados contamos con los expertos mejor cualificados que te asesorarán en todo lo que necesites.

Desde LABE Abogados prestamos un asesoramiento completo en materia fiscal y de IVA para toda empresa o empresario que lo necesite. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y estudiaremos tu caso.

Impuestos sobre Criptomonedas

A lo largo de los últimos años, las criptomonedas se han ido haciendo cada vez más habituales en ciertas operaciones financieras. Esto ocurre porque es fácil trabajar con ellas y porque se han convertido en una inversión atractiva.

Las operaciones con bitcoins y otro tipo de criptodivisas están sujetas a la normativa que aplica la Agencia Tributaria desde enero de 2018. Es decir, si utilizas frecuentemente estas monedas debes conocer las obligaciones tributarias pertinentes.

Se trata de una cuestión importante, ya que Hacienda prevé imponer sanciones de hasta 5.000 euros por ocultar información sobre operaciones con criptomonedas.

Lo primero que se debe aclarar es que la mera adquisición de esta divisa no implica ninguna obligación tributaria. Sin embargo, en el momento en el que se empieza a operar y a trabajar con ellas se hace necesario tener en cuenta este aspecto.

La tributación del bitcoin y criptomonedas en el IRPF

La mayoría de las personas físicas invierten con el objetivo de obtener rendimientos en la venta de bitcoines y demás criptomonedas.

Y las diferencias que se obtienen entre la adquisición y transmisión se deben declarar en el IRPF en el apartado de ganancias y pérdidas patrimoniales.

Las pérdidas y las ganancias patrimoniales se deben integrar en la base imponible del ahorro.

En este sentido se sumarán al resto de ganancias y pérdidas patrimoniales, como las obtenidas por la venta de acciones, fondos de inversión, etc.

Y tal vez te preguntes…

Cuando el saldo de las transmisiones patrimoniales es negativo, se puede compensar con el saldo positivo.

Si el saldo de la transmisión es negativo, su importe se podrá compensar con el saldo positivo de otro componente de la base imponible del ahorro, aunque con ciertos límites.

En concreto tras la reforma el porcentaje de compensación de pérdidas patrimoniales en 2017 se limita al 20% y en 2018 al 25%.

Podríamos resumirlo diciendo que los rendimientos del capital mobiliario se compensan entre sí y si queda saldo negativo, se puede compensar el 20% de ese saldo (en 2017) con las ganancias patrimoniales, y el resto en 4 años.

Consejo: Si tienes previsto tener una ganancia patrimonial importante con la venta de bitcoines o criptomonedas, trata de vender algún activo con pérdidas para reducir la tributación.

En la práctica las plataformas de compraventa y los monederos virtuales deberían practicar una retención del 19 % sobre las ganancias obtenidas vendiendo criptomonedas, aunque muchas de ellas no lo hacen.

Esto no quiere decir que las ganancias no sean objeto de impuestos, sino que no se habrá adelantado parte de ellos a Hacienda.

Vendo pero no saco el dinero del monedero virtual ¿tengo que pagar impuestos?

Si no se saca el dinero virtual desde el punto de vista fiscal estas monedas no tienen ningún valor real hasta que se convierten en divisa nacional, es decir, en euros.

Esto quiere decir, que si no se convierten los bitcoins y/o criptomonedas a euros no se tendrá que tributar por ellos en el IRPF.

Este caso es distinto, aquí sí que habría que tributar si hay ganancia, ya que se produce una alteración patrimonial. Se producen dos operaciones:

Transmisión de la primera criptomoneda
Adquisición de una nueva criptomoneda

Habría que tener en cuenta el valor por el que se adquirió la primera moneda virtual y el valor de la venta de esa moneda antes de adquirir la siguiente para conocer la ganancia patrimonial generada.

Esta diferencia que se genere tributará como ganancia patrimonial, tal como se ha indicado anteriormente.

IRPF

Es importante saber cómo opera el IRPF en las empresas. Estas tienen que retener un parte a sus trabajadores y proveedores en concepto de rendimiento de la renta de las personas físicas. La retención que se tiene que aplicar a los trabajadores es la que resulta de diversas circunstancias como son el salario anual, la existencia o no de otro pagador o circunstancias familiares, entre otras cuestiones.

Por su parte, las retenciones que se tienen que realizar cuando se trate de proveedores son también diversas: por rendimientos de capital inmobiliario, por derechos de imagen, por retenciones sobre premios, etc. Consulta con nuestros expertos en IRPF en empresas y conocerás de primera mano cómo hay que hacer frente a este tributo.

Las empresas pagan el IRPF cada tres meses (enero, abril, julio y octubre) entre los días 1 y 20 de cada mes. En el caso de que la empresa tenga un volumen superior a los 6 millones de euros, el pago de este tributo se realizará con una periodicidad mensual.

Retenciones IRPF

Cuando se produzcan retenciones de IRPF en las facturas, tanto los autónomos como los empresarios tienen que conocer que cuentan con una obligación: presentar su facturación cada tres meses y pagar a la Agencia Tributaria el 15% de la facturación. Aunque se facture más o menos, este porcentaje es fijo y se debe abonar cada tres meses. Por su parte, cuando se trata del IVA hablamos del 21%.

IRPF alquileres

Si tenemos que hablar del IRPF en alquileres y su relación con las empresas, hay que hablar del modelo 115 de retención a cuenta. Este modelo lo tienen que presentar y pagar de manera periódica todos los arrendatarios que tengan un local de negocio o una vivienda que afecta a ala actividad empresarial. Por lo tanto se trata de un modelo de retención a cuenta. Para conocer de manera exacta cómo opera este modelo y los pagos que tienen que realizar arrendador y arrendatario, es conveniente conocer con exactitud este modelo. Los expertos fiscales de LABE te asesorarán en todo lo que necesites saber. Ponte en contacto con nosotros.

Impuesto de sociedades

El impuesto de sociedades es un tributo fundamental en cualquier empresa. Esto se debe a que es el que se encarga de gravar todos aquellos beneficios que obtienen las empresas. La regla general con la que cuenta este impuesto es que se debe declarar cuenta con dos supuestos: se debe declarar aunque la empresa no haya desarrollado actividad durante el período impositivo o no haya tenido rentas sujetas al impuesto.

Se caracteriza por ser un impuesto directo, siendo  su tipo general el 25%. Sin embargo, cuenta con una serie de gravámenes especiales que toda empresa debe conocer. Entre otros, destacan los siguientes:

  • las entidades de crédito y las que se dediquen a la explotación, cuentan con un tipo del 30%
  • las cooperativas protegidas fiscalmente un 20%
  • Las SOCIMI y Fondos de Pensiones están exentas

Para conocer de manera correcta la forma en la que procede el impuesto en cada situación y tipo de empresa, es conveniente contar con un asesor experto en la materia. En LABE contamos con los mejores expertos que cuentan con una amplia experiencia en el pago de este impuesto. Ponte en contacto con nosotros y trabajaremos por ti.

El Impuesto de Sociedades cuenta con tun tipo general del 25% que grava a la mayoría de sociedades. Los emprendedores que tengan una sociedad con menos de dos años de vida cuentan con un tipo impositivo del 15%. Las cooperativas pagan el 20% y las asociaciones de interés público y fundaciones.

Para saber cómo se calcula este impuesto hay que conocer el resultado contable del año. Una vez que se ha ajustado la base imponible fiscal hay que multiplicar el tipo de gravamen correspondiente. De esta manera se conocerá la cuota íntegra y se puede obtener la cuota líquida.

Tributación

La tributación cuenta con un marco jurídico al que están sujetos todo tipo de contribuyentes, como es el caso de los empresarios. Por ello la tributación en empresas cuenta con una doble vertiente, la tributación directa y la indirecta.

En lo que respecta a los impuestos directos, estos se encargan de gravar la posesión o generación de riqueza en un período determinado de tiempo. Los indirectos, por su parte, se encargan de gravar al consumo que hace riqueza. Conocer la tributación de manera correcta es fundamental para cada empresa, pues permitirá cumplir con todas las obligaciones fiscales que se generen.

LOS MEJORES EXPERTOS FISCALES EN IMPUESTOS A SU DISPOSICIÓN

Le ayudaremos en todo lo que necesite.

IAE empresas

IAE (Impuesto de Actividades Económicas)

El IAE o Impuesto de Actividades Económicas es un tributo de carácter directo que grava a los autónomos y personas jurídicas por el hecho de realizar una actividad empresarial, profesional o artística en todo el territorio español. Hay que destacar que el impuesto IAE es un tributo gestionado por los ayuntamientos. Sin embargo, existen una serie de exenciones para que las empresas no paguen el IAE:

  • las empresas de nueva creación durante los dos primeros años
  • a partir del tercer año si la cifra de negocio de la empresa no supera el millón de euros
  • las asociaciones sin ánimo de lucro

Epígrafes IAE

El IAE es un impuesto que genera diversas dudas porque condiciona la forma de tributar, por lo que es importante conocerlo en profundidad. Por ello es importante conocer en profundidad los epígrafes del IAE, los cuales se dividen en tres secciones principales:

  • Actividades empresariales, como las mineras, industriales o de construcción
  • Actividades profesionales, como los freelance, servicios jurídicos o ingenieros
  • Actividades artísticas, las que se relacionan con el cine, el deporte o la música

IAE para autónomos

El IAE o Impuesto de Actividades Económicas es un tributo que afecta tanto a las empresas como a los autónomos. Por ello es importante conocer cómo opera el IAE con los autónomos. Sin embargo, la cantidad a pagar de IAE varía en función del epígrafe donde se inscriba la empresa o autónomo, en función de la actividad empresarial que desempeñen. Para conocer de manera correcta que categoría te pertenece en el IAE como autónomo y la cantidad a pagar, ponte en contacto con nuestros expertos.

PONTE EN CONTACTO

Estamos a tu disposición

Somos una firma con más de 30 años de experiencia en servicios legales, para particulares, pymes y grandes empresas.

Contamos con un equipo de abogados, consultores y asesores de reconocida trayectoria profesional que estrá a su plena disposición.

Cuéntanos tu caso:

    ¿Qué opinan nuestros Clientes?

    En LABE nos hemos encontrado a los mejores abogados y asesores fiscales. Han resuelto todas nuestras dudas sin problema y hemos podido conocer a qué tributación tenía que hacer frente la empresa. Sin duda que volveremos a contratar sus servicios.

    Cristina RodríguezDirectora de operaciones

    LABE ha sido un elemento fundamental en nuestra empresa, ya que nos ayudaron a constituirla y a conocer la fiscalidad a la que teníamos que hacer frente. Cuentan con un gran equipo que domina todas las áreas posibles.

    Ruth CorbachoAnalista de mercado

    Toda la fiscalidad y tributación de nuestra empresa la dejamos en manos de LABE y ha sido la mejor decisión que hemos podido tomar. Cuentan con unos magníficos profesionales que tienen una gran capacidad de trabajo.

    Enrique UzquianoDirector de negocio