El creciente interés de las entidades financieras por las criptomonedas

Las criptomonedas son un activo digital de intercambio, que no depende de ningún banco central ni gobierno.

Es cierto que a día de hoy, el mercado de las criptomonedas sigue siendo pequeño en comparación con los activos tradicionales, sin embargo, es un mercado que está tomando cada vez más protagonismo, y las entidades de crédito han decidido que no pueden dejar pasar la oportunidad.

En consecuencia, la forma en que los bancos han venido compitiendo en el mundo digital está sufriendo un cambio drástico, debido a esta creciente aceptación de las criptomonedas en el mercado. La adopción de criptoactivos por parte de estas instituciones, está impulsando un proceso de innovación en los productos bancarios típicos, ya que son plenamente conscientes de que aquellas entidades que presten estos servicios primero, obtendrán una ventaja competitiva.

Algunos países ya han empezado a regular las criptomonedas, y este es uno de los principales motivos que están impulsando a las empresas y particulares a invertir en este tipo de activos.

Ante este cambio en la normativa, que implica que las criptomonedas sean más líquidas y accesibles, las grandes empresas financieras, en su gran mayoría estadounidenses, que en el pasado tacharon las criptomonedas de activos peligrosos o fraudulentos, han comenzado a interesarse por ellas.

A ese creciente interés por las criptomonedas dentro de los productos bancarios, se han sumado las entidades bancarias españolas, que están valorando la mejor forma de abordar este nuevo activo de intercambio, como posible método esencial de pagos digitales de forma internacional.

Sin embargo, algunas de las entidades financieras más grandes de nuestro país siguen siendo prudentes a la hora de recomendar a los usuarios la inversión en criptomonedas, ciñéndose al comunicado emitido el pasado mes de febrero por el Banco de España y la CNMV, en el que se recuerda a la población que en la Unión Europea no existe todavía ningún marco que regule los criptoactivos, por lo que todavía no se puede operar con las garantías y con la protección habitual de los productos financieros tradicionales.

Actualmente, según informa el Banco de España en el citado comunicado, se está negociando un Reglamento Europeo (MiCA), con la finalidad de establecer el marco normativo necesario para considerar los criptoactivos como medio de pago.

Por todo ello, entendemos que, en un periodo corto de tiempo, empezaremos a conocer mejor las diferentes vías, a través de las cuales, las entidades financieras de todo el mundo tienen pensado adaptarse a este cambio, al encontrarnos en un momento en el que nadie puede negar la relevancia que han adquirido las criptomonedas en los últimos años, pero especialmente, en los últimos meses.

También puedes escuchar nuestras noticias en nuestro canal de iVoox:

También te puede interesar: