fbpx
Seleccionar página

Nuestro Blog

Caso Arbistar: ¿Qué es y de dónde viene el ‘esquema Ponzi’?

5 de febrero de 2021

El esquema Ponzi es una operación de inversión fraudulenta que consiste en el pago de intereses a los inversores de su propio dinero invertido o del dinero de nuevos inversores. En este proceso las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores que engañados acuden bajo las promesas de obtener, en algunos casos, grandes beneficios. El sistema funciona solamente si crece la cantidad de nuevas víctimas.

El italiano Carlo Ponzi da nombre a este conocido sistema de estafa en la inversión. Ponzi, emigrante italiano en la década de los 20 en EEUU, tras recibir un correo desde Italia, llegó a la conclusión de que podía obtener beneficios con los cupones de respuesta internacional de correos al ser estos más caros en Estados Unidos que en el extranjero y sacar rentabilidad con el tipo de cambio. Así que se esparció el rumor, muchos decidieron no quedarse fuera del negocio y apoyaron a Ponzi con capital.

Pero Ponzi no estaba comprando cupones realmente, sino pagando beneficios de hasta el 100% en tres meses utilizando el capital de los nuevos inversionistas.

Ponzi convenció a amigos y socios para que apoyaran su sistema en un principio prometiendo ofreciendo un retorno enorme de la inversión en un plazo muy corto de tiempo. La histeria masiva se estaba construyendo y Ponzi comenzó a expandirse a otros estados. De esta manera, consiguió amasar una gran cantidad de capital para la época valorado en millones de dólares. Depositó el dinero en el Hanover Trust Bank of Boston con la intención de convertirse a la postre en el presidente del banco o pudiera imponer sus decisiones sobre este.

Comenzó a vivir una vida llena de lujos extravagantes hasta que el plan comenzó a derrumbarse como un castillo de naipes después de que el Boston Post criticara las prácticas de la empresa de Ponzi. El Estado optó por intervenir la empresa, que detuvo la captación de nuevos inversores. Muchos empezaron a reclamar enfurecidos su dinero y en agosto Ponzi se declaró en bancarrota. Ya había sido partícipe años antes de una estafa muy similar en Canadá.

Ponzi fue condenado y enviado a la cárcel pero fue liberado tras pagar su fianza en dos prisiones distintas y decidió continuar con su sistema, convencido de que lo podía sostener. Pero pronto el sistema cayó por completo y los inversores perdieron su dinero. La mayor parte de las personas no obtuvieron los beneficios, muchos de los cuales reinvirtieron su dinero en la estafa.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS


Categorías

LABE newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional. Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.