ASESORÍA FISCAL

Impuesto de Sociedades

Impuesto de Sociedades

Asesores fiscales Impuesto de Sociedades

El impuesto de sociedades es el encargado de gravar la renta de las sociedades residentes en todo el territorio español. Siendo el Derecho Fiscal una de las especialidades de LABE Abogados, nuestros expertos te asesorarán en el pago de este tributo, que destaca por tener un carácter directo y naturaleza personal.

El impuesto, regulado por la Ley 27/2014, de 27 de noviembre del Impuesto sobre Sociedades y su posterior desarrollo reglamentario, recogido en el Real Decreto 634/2015, de 10 de julio,  se caracteriza porque debe satisfacer varios tipos de sociedades: sociedades anónimas, limitadas, laborales, cooperativas, agrupaciones de interés económico, asociaciones, fundaciones, uniones temporales de empresas, fondos de inversión, de capital riesgo, o de pensiones.

El impuesto sobre sociedades se caracteriza porque los contribuyentes deben presentar su declaración, aunque no hayan desarrollado actividades durante el periodo impositivo o no hayan obtenidos rentas sujetas al impuesto.

Nuestros fiscalistas expertos te asesorarán en el pago de este impuesto, cuyo periodo impositivo coincide con el ejercicio económico de la empresa y no podrá ser superior a 12 meses, produciéndose su vencimiento el último día del periodo impositivo.

Contribuyentes del Impuesto de sociedades

Nuestros fiscalistas, expertos en la aplicación del Impuesto de Sociedades, asesorarán a todos los contribuyentes de este impuesto, los cuales son:

  • Las personas jurídicas, sociedades limitadas, sociedades anónimas, estando excluidas aquellas sociedades civiles que no tengan objeto mercantil
  • Las sociedades agrarias de transformación
  • Los fondos de inversión
  • Las uniones temporales de empresas
  • Los fondos de capital-riesgo, y los fondos de inversión colectiva
  • Los fondos de pensiones
  • Los fondos de regulación del mercado hipotecario
  • Los fondos de titulización hipotecaria
  • Los fondos de garantía de inversiones
  • Las comunidades titulares de montes vecinales en mano común
  • Los Fondos de Activos Bancarios

En nuestra firma contamos con especialistas dedicados en exclusiva a la práctica del Derecho Fiscal que te prestarán asesoramiento completo en todo lo que necesites saber o conocer sobre el impuesto de sociedades. Te informaremos de todos tus derechos y obligaciones, aconsejándote sobre la forma más adecuada de proceder en cada caso.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en nuestra oficina de Madrid o llamarnos por teléfono y te pondremos en contacto con uno de nuestros fiscalistas expertos en Derecho Fiscal en el número 913 14 90 16 en horario de 9 a 19, orientándote en los pasos a seguir para tu caso en concreto

Tendencias

FAQS

Solventamos tus dudas

Este impuesto es competencia del estado central, aplicándose el gravamen en toda España, variando el porcentaje en función de diversas cuestiones, como son el tipo de empresa y su tamaño. El tipo general, vigente desde el 1 enero de 2016, es del 25%.

El tipo general es del 25%, el tipo reducido del 15% para emprendedores, mientras que las sociedades recién creadas podrán aplicar este tipo reducido si cumplen requisitos. Hay que destacar que se excluye a las sociedades patrimoniales y la sociedad tiene que haber iniciado una actividad económica nueva.

El tipo impositivo se divide en tres:

  • Tipo general, el cual es del 25% y que grava a la mayoría de sociedades
  • Emprendedores, un 15% en referencia a aquellas sociedades de nueva creación con menos de dos años de existencia
  • Cooperativas, del 20% de su renta

Los tipos de gravámenes de este impuesto aplicables a la base imponible, es decir, la cuota íntegra, son variados, aunque como norma general, se aplica el 25%. También se puede destacar el gravamen reducido para entidades de nueva creación. Estas tributarán, en el primer período impositivo, con base imponible positiva y el siguiente al 15%, excepto si debieran tributar a un tipo inferior.

Este impuesto recae sobre los beneficios obtenidos mediante las sociedades y otras entidades, ya sean jurídicas o no jurídicas, que sean consideradas sujeto pasivo.

Para realizar el cálculo, hay que restar las retenciones e ingresos a cuenta del Impuesto de Sociedades que se hayan realizado. Si la cifra es positiva habrá que pagar esa cantidad mientras que, si es negativa, Hacienda devolverá la cuantía.

El pago del Impuesto de Sociedades se paga se realiza 3 veces al año: en abril, en octubre y en diciembre, entre los días 1 y el día 20 de cada mes.

Todos los sujetos pasivos tienen la obligación de presentar la declaración del Impuesto sobre Sociedades, independientemente de que hayan desarrollado o no actividades durante el período impositivo y que las rentas se hayan obtenido o no.

Las siguientes entidades no están obligadas a declarar este impuesto:

  • Las entidades declaradas totalmente exentas por el artículo 9.1 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, como son el Estado, las Comunidades Autónomas o entidades locales, entre otras.
  • Las entidades parcialmente exentas del artículo 9.3 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, como algunas entidades sin ánimo de lucro, uniones federaciones y confederaciones de cooperativas o colegios profesionales, entre otros.
  • Aquellas comunidades titulares de montes vecinales en mano común respecto de aquellos períodos impositivos, las cuales no tengan ingresos sometidos al Impuesto sobre Sociedades.

En cuanto a la cumplimentación y presentación de este impuesto, deberemos utilizar los siguientes modelos normalizados por la AEAT: Modelo 200, de uso generalizado para la mayoría de las entidades y modelo 220, utilizado en los regímenes de consolidación fiscal. Por otro lado, si estamos obligados a realizar pagos a cuenta, los modelos a utilizar el modelo 202 de forma general o el 222 para el régimen de consolidación fiscal

Todas aquellas entidades que deben realizar el pago de este impuesto, deben acudir a la delegación de la Agencia Tributaria. Sin embargo, en el caso de Navarra y del País Vasco se debe presentar en la Hacienda Navarra y en el Departamento de Hacienda y Finanzas del Gobierno Vasco.

Todos los sujetos pasivos que tengan que hacer frente a este impuesto deberán llevar su contabilidad conforme a lo establecido en el Código de Comercio o en aquellas normas por las que se rigen. A su vez, la Administración tributaria podrá realizar, mediante el examen de la contabilidad, libros, correspondencias o documentación, la comprobación e investigación.

El Impuesto sobre Sociedades es un tributo que grava de las empresas y las personas jurídicas. Además, es un tipo de gravamen que se aplica a los beneficios que obtienen sociedades de tipo mercantil así como otras entidades jurídicas.

PONTE EN CONTACTO

Estamos a tu disposición

En LABE abogados contamos con especialistas dedicados en exclusiva a la Asesoría Laboral que te prestarán asesoramiento completo en todo lo que necesites saber o conocer en materia de Despidos de Trabajadores. Te informaremos de todos tus derechos y obligaciones, aconsejándote sobre la forma más adecuada de proceder en cada caso.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en nuestra oficina de Madrid o llamarnos por teléfono y te pondremos en contacto con uno de nuestros asesores especialista en Asesoramiento Laboral en el número 913 14 90 16 en horario de 9 a 19, orientándote en los pasos a seguir para tu caso en concreto.