¿Van a dejar caer los bancos a las empresas?

La crisis provocada por la pandemia de coronavirus está suscitando multitud de preguntas en el ámbito económico y empresarial. Una es si las empresas podrán superar esta crisis sin que los efectos negativos las arrastren a la quiebra y cierre definitivo de su negocio. Y para conocer esa respuesta, necesitamos indudablemente saber la decisión que tomarán las entidades bancarias en este sentido. Y necesitamos saber si estas serán capaces de hacer frente a una situación como la que se les viene encima.

Por ahora, ya hemos conocido que existe una posibilidad de que Boeing, el gigante aeronáutico, haga efectivo un macropréstamos de casi 12.000 millones de euros y esto podría desencadenar un aluvión, situación que preocupa y mucho a los bancos. Si las empresas de todo el mundo empiezan a tirar de sus líneas de crédito para paliar la crisis del coronavirus, ¿Están preparados los bancos para ello?

Si miramos la lista de empresas que pueden apelar a este dinero, sin duda, las compañías petroleras y de gas estadounidenses están en las primeras posiciones. Además, la crisis que el coronavirus está desencadenando en el precio del petróleo, no ayuda para aliviar el temor a posibles problemas financieros en este sector.

Por eso, la primera pregunta que se hacen miles de expertos alrededor del mundo es si los bancos están dispuestos a sumar en esta causa. Desde CreditSights lo tienen claro y afirman que “los bancos no se dedican a quebrar a sus clientes, especialmente si la crisis del coronavirus COVID19 es algo transitorio como se espera”.

Y es que, en España, está muy presente todavía la situación vivida con la última crisis económica, cuando muchas entidades decidieron romper relaciones con sus clientes y todavía hoy lo están pagando, intentando recomponer esos lazos rotos con las empresas que sobrevivieron a esos duros momentos económicos y pueden suponer un importante negocio para los bancos. Porque, como afirman desde CreditSights “la relación bancaria está cada vez más basada en las relaciones, tanto en su vertiente minorista como en la banca de inversión”. A esto tenemos que añadir otro factor importante en esta ecuación como es la reputación e imagen de la banca en el mercado. Así, en el informe elaborado por CreditSights recogen que “la industria (bancaria) tiene ganas de demostrar que las reformas de después de las crisis han funcionado”.

Sabiendo que las bancas está dispuestas a arrimar el hombro en esta crisis, queda saber si tienen capacidad de ofrecer líneas de crédito a nivel masivo si es que las empresas las solicitan para afrontar la situación que viven, puesto que estas medidas no están pensadas para activarse todas a la vez. Esta situación es una realidad tanto para los bancos de Estados Unidos como para los europeos, que tienen que estar preparados para una hipotética crisis de salida masiva de depósitos y otras demandas de efectivo.

También te puede interesar: