Concurso culpable sin culpable

Una nueva Sentencia del Tribunal Supremo ha puesto sobre la mesa un concurso de acreedores finalmente declarado culpable, pero sin persona física detrás a la que declarar, asimismo, culpable.

El pasado 5 de junio, el Tribunal Supremo ponía fin a un largo procedimiento por el cual se debatían, principalmente, dos cuestiones:

  • si el concurso de acreedores iniciado era culpable o fortuito
  • si había un afectado, persona física, al que declarar culpable del concurso

En Primera Instancia, la parte concursada solicitaba la declaración de concurso fortuito. Por otra parte, el Ministerio Fiscal solicitaba su declaración culpable; no obstante, no ponía cara a una persona física detrás de esa culpabilidad del concurso.

En este primer momento, el concurso fue declarado fortuito por el Juzgado de Primera Instancia, pero, posteriormente, fue recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial de Huesca.

Así, la Audiencia, tras analizar a fondo el asunto, decidió estimar el recurso, así como declarar culpable (afectado por la calificación del concurso) tanto el concurso como al representante, persona física, de la entidad administradora de la concursada.

Ello sobre la base de la falta de contabilización de deudas correspondientes al Impuesto de Sociedades de varios ejercicios por importe de más de dos millones de euros; la exclusión injustificada de un crédito de la sociedad concursada frente a otra compañía pocos días antes de la solicitud del concurso por importe de más de quinientos mil euros; la falta de reflejo en la contabilidad de la empresa de ciertas transferencias monetaria, etcétera.

Además, declararon, que el representante de la entidad administradora de la sociedad concursada culpable, resumidamente, por su cargo pues “normalmente, insistimos, serán quienes hayan ejercido la administración de hecho o de derecho”.

No obstante, el recurso llegó al Alto Tribunal, el cual desdijo a la Audiencia Provincial y, aunque se ratificó en el concurso culpable, declaró la improcedencia de declarar culpable a la persona física. Todo ello nada más y nada menos porque el Ministerio Fiscal, en Primera Instancia, no concretó la identidad de la persona culpable, no siendo remediable el hacerlo posteriormente.

En este punto cabe recordar lo dispuesto en el artículo 172.2 de la Ley Concursal, que dispone que cuando un concurso se declare culpable, la misma Sentencia que lo declara así habrá de contener la determinación de las personas afectadas por el mismo.

No obstante, en este caso, debido a la falta de pronunciación inicial por parte del Ministerio Fiscal, al que se suponía ser el “administrador de hecho o de derecho” no pudieron determinarlo “afectado por la calificación” en un concurso declarado culpable.

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO


ES EN RU ZH-CN