El descanso para tomarse el café y para fumar no es trabajo

Por LABE Comunicación