El tribunal supremo anula las costas en los procesos tributarios. Los pleitos contra hacienda serán gratis.

Por Gonzalo León