El sector energético después del coronavirus

El sector petrolífero se ha colocado durante la crisis del coronavirus como garante del abastecimiento químico y energético y está llamada a convivir con las renovables en sintonía para lograr la recuperación.

Altos directivos de las grandes compañías de nuestro país han defendiendo la enorme importancia que están teniendo todos los ámbitos de la industria petrolera para evitar un colapso del país en plena pandemia. Defienden que durante este tiempo se ha seguido suministrando la energía a hospitales, sanitarios y hogares que la iban a necesitar para la lucha contra el Covid-19. En solo dos meses se ha dado un cambio de paradigma como consecuencia del coronavirus con respecto a la industria petrolífera y en toda la industria energética. La tendencia que venía ocurriendo desde hacía años ha sufrido un cambio radical.

El pasado mes de se celebró en Madrid la Conferencia sobre el Cambio Climático, donde se reunieron representantes de todo el mundo con el fin de encontrar vías para reforzar el cumplimiento del Acuerdo de París. Los mayores esfuerzos se concentraron en como rebajar emisiones contaminantes, colocando a las renovables como las grandes protagonistas de una nueva era. Pero sin embargo, los cambios en el planeta desde que se celebrara la cumbre han sido tan brutales, por el impacto socioeconómico y sanitario del coronavirus, que se han trastocado todos los postulados que nos dejó aquella cita.

La lucha contra el cambio climático debe seguir presente en todas las políticas de los diferentes gobiernos pero esta pandemia hará que a partir de ahora la utilización de las renovables y se harán posiblemente con más visión de conjunto y sopesando todos los pros y los contras. Los países no renunciarán a disfrutar de un petróleo barato, como se presenta ahora, en favor de un mundo más limpio. La urgencia, durante los próximos meses será salir de la crisis económica y la energía barata siempre es el mejor motor económico.

En definitiva, veremos como a corto y medio plazo se producirá una convivencia entre las diferentes vías energéticas. El mundo post-Covid será más flexible y pragmático. El nuevo paradigma energético, a modo de mestizaje, ya estaba asomando. La pandemia lo único que ha hecho es acelerar el proceso.

También te puede interesar: