¿Por qué contar con un abogado laboralista en tu empresa?

La función de los abogados laboralistas es esencial en el asesoramiento y representación de cualquier empresa. Los abogados laboralistas siguen teniendo un papel desconocido, aunque sean un pilar básico a la hora de solventar cualquier problema en procesos de negociación, resolución de conflictos con el trabajador e incluso si se da un caso de denuncia en el que se ve afectada directamente la empresa.

Desde LABE abogados, expertos en derecho laboral, exponemos algunas de las principales funciones que todo empresario debería conocer sobre el trabajo de un abogado laboralista, y, que podrían resumirse en las siguientes:

La función informativa mediante el asesoramiento directo de un profesional de esta índole permite que se conozcan con detalle todas las implicaciones legales que se exponen en la realidad laboral. Saber cuáles son éstas es fundamental para revisar si se están respetando todos los derechos o por el contrario sería preciso realizar algún cambio en la manera de actuar en el plano laboral. Esta función informativa brinda tranquilidad y evita futuros problemas en los que se pueda ver implicada una empresa.

La seguridad que ofrece un abogado especializado derecho laboral se convierte muchas veces en un alivio para esquivar aquellos errores irremediables a posteriori. Esta seguridad permite una mayor rapidez a la hora de ejecutar todas esas gestiones en las que el empresario se le presente cualquier tipo de duda.

La función preventiva de un abogado laboralista en una empresa es otra de las ventajas que podría ofrecer la contratación de este servicio. Su asesoramiento previo es en muchos casos fundamental para evitar futuras consecuencias negativas que acaben en un proceso judicial por no haber tenido en cuenta aspectos de la ley que se desconocían.

El ahorro que supone el asesoramiento de un abogado laboral es claro, ya que es el único que conoce con detalle todos los aspectos del ámbito jurídico laboral. En muchas ocasiones, el implicado opta por actuar por su cuenta basándose en la falsa seguridad que le ofrece su experiencia previa para ahorrarse el tener que contratar a un profesional. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, éste es quien permitirá que la decisión que se tome sea la más ajustada al derecho, y, por tanto, se minimizará el riesgo de posibles consecuencias negativas con costes económicos.

La capacidad de negociación en muchas ocasiones es vital para cumplir determinadas fases con éxito. En algunas situaciones es el propio empresario el que tiene que negociar con el trabajador o viceversa para solucionar el conflicto y que este no se convierta en un proceso judicial. Sin embargo, para ello todo procedimiento laboral cuenta con requisitos formales y materiales que no todo trabajador o empresario tiene por qué conocer, de ahí la gran ayuda que supondrá el abogado laboralista.

La asistencia profesional de un abogado especializado en derecho laboral da respuesta inmediata a las premisas que se le presenten al cliente en caso de un procedimiento judicial. Es fundamental contar con la ayuda profesional de un abogado laboralista en la empresa. No sólo para evaluar todas las posibilidades de éxito, sino para conocer qué solución es la más viable, para saber cómo defenderse ante el magistrado en función de cuál sea nuestro interés y, también para evitar, de este modo, el mayor daño posible.

También puedes escuchar nuestras noticias en nuestro canal de iVoox:

También te puede interesar: