La deducibilidad en el Imp. de Sociedades de las cuotas soportadas no deducibles en el Impuesto Valor añadido

Sara Rodríguez

Abogada Asociada

El Impuesto del Valor Añadido (en adelante, IVA) es un impuesto neutro, que tiene como objetivo principal conseguir la armonización a nivel comunitario, es decir, que exista un impuesto que gravar tanto bienes como servicios. Como sabemos, existen actividades que se encuentran exentas de este impuesto (art. 20 LIVA), es decir, que tanto en la entrega de bienes como en las prestaciones de servicios no deberán repercutir IVA por su exención.

¿Qué ocurre con el IVA que soportamos? En principio, se trata de una IVA que no es deducible, conforme a las reglas tributarias de nuestro ordenamiento jurídico. Ante la imposibilidad de deducirnos tales cuotas, la Dirección General de Tributos con el apoyo de las Normas de Registro y Valoración Nª12 del PGC permite que esas cuotas que soportamos impliquen mayor precio de adquisición lo que supone un mayor gasto, lo que supone una minoración de las cuotas en las bases imponibles.

La Ley del Impuesto de Sociedades (en los sucesivo, LIS) no dispone de ninguna regla especial en este sentido, el IVA no deducible forma parte del precio de adquisición y será deducible para determinar la base imponible del Impuesto de Sociedades, siempre que de acuerdo con la naturaleza de dicho gasto fuera deducible conforme a los preceptos de la LIS (DGT – V1066/2019).

También te puede interesar:

LABE Newsletter

Nuestra newsletter, redactada por los profesionales de LABE Abogados, te mantendrá al día sobre la actualidad jurídica de España e internacional.

Si quieres empezar a recibir nuestras alertas completa el siguiente formulario.

DATOS DE CONTACTO


ES EN RU ZH-CN